El Colegio de Odontólogos de Madrid ha denunciado un «set de pulido dental» de la marca Nevadent, a la venta en Lidl, porque aseguran «puede provocar daños en el consumidor». Aseguran que estos productos, «por su peligrosidad, solo pueden ser utilizados por un el dentista en la clínica dental».

Los odontólogos aconsejan a los usuarios que lo hayan utilizado que acudan al dentista

Los dentistas aseguran que tras detectar la comercialización, requirieron a la cadena de supermercados alemana que cesara la venta, pero que ante el rechazo de la empresa, han denunciado directamente a Sanidad, a través de la Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario (AEMPS) para que retiren el producto del mercado.

«Hace ya meses que vimos el producto y decidimos probarlo.El pulidor va a tantas revoluciones que quema el diente. Lo poníamos en la uña y salía humo», afirma Antonio Montero, presidente del colegio. «La consecuencia puede ser una pulpitis, provocada por el calor, que se transmita al nervio del diente y produzca dolor o acabe haciendo necesaria una endodoncia en un diente sano. Una barbaridad», añade.

«Puede acabar haciendo necesaria una endodoncia en un diente sano», afirma el presidente de los dentistas madrileños

«El pulidor dental que se incluye no debe ser utilizado sin la irrigación adecuada, ni fuera de la clínica dental, debiendo ser empleado por los profesionales sanitarios. Su uso por el consumidor puede generar importantes daños en las piezas dentales y en la boca. El resto de instrumentos que se incluyen en el set, limpiadores diferentes tipos, deben ser utilizados exclusivamente por odontólogos/estomatólogos», afirma el colegio profesional en un comunicado.

Los odontólogos aseguran que, más allá del riesgo, este tipo de productos hacen creer al ciudadano que él mismo «puede diagnosticarse y tratarse con instrumental odontológico, exponiéndole a un riesgo innecesario».

El colegio dentista aconseja a los consumidores que, en caso de que lo hayan utilizado, acudan a su dentista «a efectos de localizar y, si fuera preciso, reparar los posibles daños que hubieran podido producirse».

Por su parte, Lidl ha afirmado a El Independiente que «todos los artículos de Lidl cumplen con los estándares más exigentes en materia de calidad, siendo siempre éstos analizados por laboratorios acreditados e independientes antes de su comercialización para certificar su completo ajuste a la legislación vigente. En el caso de los productos dentales, que Lidl comercializa de forma puntual en el marco de sus semanas temáticas (como el set de pulido dental Nevadent, que actualmente no está a la venta), la cadena garantiza que todos ellos disponen del marcado CE que rige las medidas de prevención a tener en cuenta en seguridad e higiene».