La Liga italiana se jugará sin público hasta el próximo 3 de abril, según ha explicado Vincenzo Spadafora, ministro de Deportes del país, como medida para evitar la propagación del coronavirus, además de prohibir cualquier evento o acto deportivo que conlleve la reunión de espectadores.

«Se suspenden los eventos deportivos y las competiciones de todo tipo y disciplinas, que se celebran en todos los lugares, tanto públicos como privados», explicó el ministro en declaraciones recogidas por la ‘Gazzetta dello Sport’, donde hizo hincapié en la Serie A.

Sin embargo, el Gobierno italiano no ha impedido la celebración de competiciones deportivas en municipios distintos de los enumerados en el Anexo 1 del decreto hecho público el pasado 1 de marzo, así como las «sesiones de entrenamiento para deportistas profesionales, que todavía están permitidas dentro de instalaciones utilizadas a puerta cerrada o al aire libre sin la presencia del público».

«En todos estos casos, las asociaciones y clubes deportivos, por medio de su personal médico, deben realizar las verificaciones apropiadas para contener el riesgo de propagación del virus COVID-19 entre atletas, técnicos, entrenadores y todas las personas que lo acompañan», añadió el ministro italiano de deportes.

«Las disposiciones de este decreto surten efecto a partir de la fecha de publicación en el Boletín Oficial de la República Italiana y son efectivas, sujetas a las diferentes disposiciones contenidas en las medidas individuales, hasta el 3 de abril de 2020», sentenció el comunicado del Gobierno italiano.