Ya hay decisión judicial sobre el controvertido calendario de La Liga. Finalmente, el juez ha decidido que los partidos puedan jugarse los viernes. Sin embargo, no ha aceptado la petición de la Liga de que puedan celebrarse también los lunes.

El Juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid celebró el pasado miércoles la vista de medidas cautelares para resolver la disputa por los horarios del fútbol de primera y segunda división. El conflicto entre los organismos de Luis Rubiales y Javier Tebas comenzó tras la publicación de los horarios de la nueva temporada de fútbol, que incluye partidos los viernes, como el Athletic-Barça del próximo 16 de agosto; y los lunes, como el Betis-Valladolid del día 19.

La idea de jugar los lunes no fue de buen agrado para Rubiales. El presidente de la Federación, como recoge Europa Press, ya ha rechazado en varias ocasiones esa posibilidad, aunque sí se ha mostrado más receptivo con jugar los viernes. «Esos horarios son los que hay», defendió Tebas.

La Federación, como respuesta, presentó el pasado 22 de julio una solicitud a Competición, que dió la razón al organismo presidido por Rubiales y pasó los partidos a los sábados y domingos al entender que deben disputarse «de acuerdo con el calendario aprobado por la RFEF».

Lejos de acabar con el conflicto, la resolución llevó a La Liga a solicitar medidas cautelares. La patronal considera que esta decisión de Competición pone en peligro a los derechos audiovisuales de los clubes -con contratos firmados con operadores nacionales e internacionales valorados en «más de 2.000 millones»- y que les corresponde a ellos, como «única organización competente», fijar los horarios.

Tras la decisión del Juzgado de lo Mercantil, que afecta a las tres priemras jornadas, serán el CSD y los tribunales de lo contencioso-administrativo los que buscarán una solución sobre la competencia de los horarios ligueros.

Noticia en ampliación.