Un equipo de la Universidad de Lübeck (Alemania) ha encontrado un enfoque prometedor para luchar contra el coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad Covid-19. En su trabajo, publicado en la revista ‘Science’, han decodificado la arquitectura tridimensional de la principal proteasa del coronavirus. Esta proteína está involucrada en la reproducción del virus.

Equipos de todo el mundo están trabajando duro para desarrollar sustancias activas contra el SARS-CoV-2. El análisis estructural de las proteínas funcionales del virus es muy útil para este objetivo. La función de una proteína está estrechamente relacionada con su arquitectura tridimensional. Si se conoce esta arquitectura tridimensional, es posible identificar puntos específicos de ataque para las sustancias activas.

Una proteína especial es responsable de la reproducción de los virus: la proteasa principal del virus (Mpro o también 3CLpro). Un equipo de la Universidad de Lübeck, ha decodificado la arquitectura 3D de la proteasa principal del SARS-CoV-2 utilizando la luz de rayos X de alta intensidad de la instalación BESSY II del Helmholtz-Zentrum de Berlín (Alemania).

En los llamados instrumentos de Cristalografía Macromolecular (MX) se pueden analizar diminutos cristales de proteínas con luz de rayos X altamente brillante. Las imágenes contienen información sobre la arquitectura tridimensional de las moléculas de proteína. La forma compleja de la molécula de proteína y su densidad electrónica se calcula entonces mediante algoritmos informáticos.

La arquitectura 3D proporciona puntos de partida concretos para el desarrollo de sustancias activas o inhibidores. Estos fármacos podrían acoplarse específicamente a puntos de la macromolécula e impedir su función. Estos investigadores alemanes ya desarrollaron un inhibidor contra el virus del SARS durante la pandemia de SARS de 2003. En 2016, logró descifrar una enzima del virus Zika.