Agentes de la Policía Nacional han abortado una fiesta que se estaba celebrando en una discoteca de un hotel de Leganés (Madrid) en pleno estado de alarma, procediendo a la sanción de cuatro personas, una de ellas el propietario de las instalaciones donde se ubicaba la discoteca. El local de Leganés se encontraba desarrollando su actividad habitual a pesar de las restricciones decretadas, según ha detallado la Policía en un comunicado.

El director operativo adjunto de la Policía Nacional, José Ángel González, ha informado durante la rueda de prensa de este viernes tras la reunión del Comité de Gestión Técnica del coronavirus que un helicóptero del cuerpo que representa «reventó y detuvo ayer a varios jóvenes en una fiesta en Madrid«. González ha dicho que la fiesta «con una gran cantidad de jóvenes» tuvo lugar «en un lugar de difícil visión».

Los policías encontraron restos de comida caliente, vasos con bebida y se incautaron más de 20 gramos de cocaína, hallando numerosos restos de consumo de este estupefaciente por todo el recinto, según confirma el comunicado.

En la comparecencia de prensa de este viernes, el director operativo adjunto ha anunciado que van a intensificar las patrullas en las estaciones de autobuses y Renfe para que se cumplan «las normas especificadas en el Real Decreto». 

A su vez, González ha indicado que controlarán «las entradas y salidas de las ciudades» para evitar que se propague el virus. Ha señalado además que la Policía Nacional tiene «vigilancia por tierra, mar y aire». «Seguimos monitorizando las redes sociales. Cada día hay más bulos, no se dejen engañar», ha reprochado.