Salud | Vida Sana CRISIS DEL CORONAVIRUS

Muere en Galicia una embarazada de 37 años con coronavirus y su bebé

El balance de víctimas mortales por la pandemia en Galicia se eleva a 69 fallecidos

logo
Muere en Galicia una embarazada de 37 años con coronavirus y su bebé

Hospital Materno Infantil de A Coruña. google maps

Resumen:

Una mujer embarazada de 37 años de edad e infectada por coronavirus ha fallecido este domingo en el Hospital Materno Infantil de A Coruña, donde era sometida a una cesárea de urgencia, en la cual se le extrajo a la criatura, que nació muerta, según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias conocedoras del caso.

La mujer, que tenía una patología crónica previa, según figura en el último balance del Servizo Galego de Saúde (Sergas), se sintió mal este sábado por la noche, al presentar fiebre.

Cuando ingresó este domingo por la mañana con contracciones fue sometida a la prueba para determinar si estaba infectada con COVID-19, dado su estado febril y a que iba a ser conducida a quirófano para practicarle una cesárea, un test que dio positivo.

Según las fuentes sanitarias consultadas por Europa Press, durante la intervención en quirófano en el Hospital Teresa Herrera, el centro materno-infantil del Complejo Hospitalario de A Coruña (Chuac), se registraron complicaciones y la mujer falleció, mientras que su bebé nació muerto.

Además, según el último balance del Sergas, en las últimas horas también fallecieron una mujer y un hombre de 85 y 84 años, ambos ingresados en el Hospital Lucus Agusti de Lugo, y una mujer de 71 años atendida en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (Chuf). Todos ellos tenían varias patologías previas.

De esta forma, las víctimas de la pandemia de coronavirus en Galicia se elevan a 69, después de que durante la jornada de este domingo falleciesen también dos mujeres y tres hombres, todos ellos con patologías previas.

En concreto, este domingo fallecieron dos hombres de 82 y de 74 años ingresados en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y un tercero, de 91 años, que era atendido en el Hospital Lucus Augusti de Lugo. También murieron dos mujeres con COVID-19 de 80 y 81 años que permanecían en el Chuac y en el Hospital La Rosaleda de Santiago, respectivamente.

Este sábado se volvieron a registrar diez fallecidos, la mayor cifra de muertes en un solo día en Galicia, como había ocurrido el pasado jueves. Así, el sábado fallecieron un hombre de 82 años ingresado en el Chus, otro de 80 en Chuf y una mujer de 88 años en el Chuo, todos con patologías previas.

De las otras siete víctimas conocidas durante el sábado, cuatro estaban ingresadas en el Chuac: dos varones de 80 y 77 años con patologías previas y otros dos, de 82 y 81 años, que no contaban con ninguna complicación hasta que contrajeron el COVID-19.

Asimismo, fallecieron un hombre de 89 años ingresado en el Hospital de Cee (A Coruña); otro de 79 en el Hospital de O Barbanza, en Ribeira (A Coruña); y un tercero de 63 años en el Chuo. Estos tres sí tenían patologías previas.

El viernes, siete fallecidos

El viernes por la noche, la cifra de muertos con COVID-19 alcanzó el medio centenar con el caso de un hombre de 72 años con patologías previas que estaba ingresado en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. Era el séptimo de la jornada.

Así, el viernes también falleciero otros seis hombres, entre ellos el exconselleiro Dositeo Rodríguez, que tenía 84 años y estaba ingresado en Santiago, el mismo centro en el que estaba otro fallecido, de 71 años.

Además, murieron esta jornada un hombre de 90 años ingresado en el Montecelo de Pontevedra, otro de 74 años que era atendido en Ferrol, otro de 50 años en A Coruña y un anciano de 96 años que vivía en una residencia de mayores en Castro Caldelas (Ourense).

Este jueves, que fue, junto con este mismo sábado, la jornada con más muertes relacionadas con el COVID-19 en Galicia, fallecieron un total de diez personas: ocho hombres y dos mujeres, todos ellos también con patologías previas.

En concreto, murieron dos hombres de 84 y 97 años de edad ingresados en A Coruña; otro de 63 que estaba en Ourense y otro 81 años de edad que era asistido en el Hospital Quironsalud Miguel Domínguez de Pontevedra.

También murieron un hombre de 74 años de edad que estaba hospitalizado en el Montecelo, otros dos de 87 años atendidos en Ferrol y en el Policlínico La Rosaleda, y otro de 57 que era atendido en el Álvaro Cunqueiro de Vigo. Por su parte, en el Policlínico La Rosaleda murió una mujer de 89 años y en el Chuac otra de 72 años.

El miércoles fallecieron seis hombres, uno de ellos sin patologías previas destacadas, que tenía 84 años de edad y estaba ingresado en el Hospital Virxe da Xunqueira, del municipio coruñés de Cee.

Además, murieron dos hombres de 82 años de edad ambos y otro de 81 años, todos ellos ingresados en el Chuac; otro varón de 74 que era atendido en el Hospital Montecelo y otro hombre de 63 años que estaba en el Hospital Universitario de Ourense.

En la jornada del martes se había producido la muerte de cinco hombres y dos mujeres, todos ellos con patologías previas.

En concreto, el martes fallecieron dos hombres de 61 y 92 años de edad y una mujer de 83 que estaban ingresados en el Chuac; un hombre de 78 años que permanecía en el Hospital Lucus Augusti de Lugo; otro varón de 90 que era asistido en el Complejo Hospitalario de Ourense; una mujer de 91 años de edad que estaba ingresada en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol y un varón de 83 años que estaba ingresado en el Hospital da Costa, en el municipio lucense de Burela.

La jornada del lunes murieron dos hombres en relación a la pandemia de COVID-19: uno de 69 años de edad que estaba ingresado en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol y otro de 81 años de edad que estaba ingresado en el Hospital Lucus Augusti de Lugo. Ambos presentaban también patologías previas.

Comentar ()