Salud | Vida Sana CRISIS DEL CORONAVIRUS

Sanidad diseña la nueva fase: aislamiento en hoteles u otros espacios si no es posible en casa

El Gobierno planea hacer test a la población que inicie síntomas del coronavirus para "garantizar un diagnóstico precoz" durante la etapa de "desescalada" de la pandemia

Imagen de un hospital de Madrid. EP

El Ministerio de Sanidad piensa ya en la nueva fase de lucha contra el coronavirus. Un próximo periodo de «desescalada» hacia un escenario para el que se planean medidas como el aislamiento en infraestructuras para alojar a los contagiados asintomáticos, siempre que no puedan quedarse en casa.

A primera hora de este domingo, Pedro Sánchez ha pedido a los líderes de las comunidades autónomas un listado de infraestructuras que deberán facilitar las regiones antes del 10 de abril, fecha en la que se levantarán las restricciones a los sectores no esenciales, según informa Europa Press. Más tarde, la directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), María José Sierra, ha confirmado en la rueda de prensa de los responsables técnicos tras el Comité de Gestión Técnica que el Gobierno estudia este tipo de medidas para implementarlas en la nueva etapa de «transición».

Sí desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de febrero, la estrategia se ha basado en el distanciamiento social de la población, la hoja de ruta de las próximas fechas se centrará en la «detección precoz y el aislamiento» de los pacientes asintomáticos o que inicien síntomas.

Para ello, el Gobierno planea aislar a estos pacientes en hoteles u otros espacios y la realización de test a las personas que comiencen síntomas del virus y así «garantizar un diagnóstico precoz». Otra estrategia que planea Sanidad es el uso generalizado de mascarillas entre la población, aunque se trata de una medida que está en fase de estudio.

De momento, según ha precisado Illa este domingo, el Gobierno repartirá entre hoy y mañana 1.029.600 test de diagnóstico rápido entre las autonomías. Las pruebas tienen una sensibilidad superior al 80% en personas que lleven siete o más días contagiadas y del 64% si acaban de iniciar síntomas. Pero estos test servirán, en todo caso, como complemento a los de PCR. En los hospitales y residencias, lugares con una prevalencia de enfermedad alta, se realizaran los test rápidos para detectar el positivo. Si en esta prueba el paciente da negativo, se le realizará una PCR para confirmar el diagnóstico.

De ese millón de test, 206.400 unidades irán a parar a Madrid, 180.000 a Cataluña, 130.800 a Andalucía, 86.400 a la Comunidad Valenciana, 62.400 a Castilla y León y 58.800 al País Vasco y Galicia, cada una. Castilla-La Mancha recibirá 57.600 pruebas, Canarias, 31.200; Aragón, 28.800; Murcia, 22.800; Extremadura, 21.600; Asturias, 20.000; tanto Baleares como Navarra, 18.000; Cantabria, 13.200 y La Rioja, 12.000. Ceuta y Melilla recibirán 1.200 test rápidos cada una.

Nuevo estudio sobre inmunizados en España

Por otro lado, Sierra ha avanzado que Sanidad trabaja, junto al Instituto de Salud Carlos III y el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la elaboración de un estudio para conocer el número de inmunizados que hay en España.

Este estudio estará listo en «pocas semanas» y permitirá, gracias a unos test serológicos que se realizará a la población, comprobar el porcentaje de habitantes que ya son inmunes al Covid-19 y ajustar así las medidas restrictivas de distanciamiento social, ha explicado la doctora, en declaraciones recogidas por Europa Press.

El último balance del brote revela una ralentización del ritmo de casos y muertes por coronavirus en España. En total, ya son 130.759 contagios y 12.418 fallecidos, 674 más en las últimas 24 horas, la cifra más baja de los últimos días.

Comentar ()