El Ministerio de Consumo, que encabeza el líder de Izquierda Unida Alberto Garzón, ha lanzado este sábado una campaña en la que anima a recuperar la cocina tradicional y apostar por los productos de temporada y el comercio de cercanía para sobrellevar el período de confinamiento.

La campaña, puesta en marcha tras la aprobación de la segunda prórroga del estado de alarma por el Congreso de los Diputados, consiste en lanzar una serie de desafíos a la población («challenge») de cara a cultivar esos hábitos.

Entre las propuestas lanzadas figura que los ciudadanos suban vídeos sobre cómo elaborar comidas sanas en familia, recetas tradicionales y una cesta de la compra a base de productos de temporada y sin comida basura. La campaña también incluye ‘retos’ relacionados con dejar de fumar o moderar el consumo de bebidas alcohólicas durante la cuarentena.

Consumo también pide incentivar la compra de aquellos alimentos que puedan ser adquiridos a granel o con el envasado mínimo, y en todo caso con materiales distintos al plástico. Para el mes de abril recomienda el albaricoque, cereza, fresa, kiwi, naranja y mandarina, entre otra frutas.

Polémica por la Semana Santa

El ministro de Consumo ha estado en el foco de la polémica en las últimas horas por un comentario sobre la Semana Santa en la que se limitaba a preguntar si era mejor ver ‘La vida de Brian’ o ‘Jesucristo Superstar’. Muchos usuarios le reprochaban que no felicitara las fiestas, como sí hizo en anteriores ocasiones, por ejemplo, con el Ramadán.

Las críticas han llevado al primer trending topic durante la tarde el hashtag: #garzondimision, pidiendo la salida del Ejecutivo del ministro y líder de Izquierda Unida.