El ministerio de Sanidad acepta todos los cambios de fase solicitados por las Comunidades Autónomas. Tras marcar el fin del Estado de Alarma el próximo 21 de junio, y ante la perspectiva de que los turistas comiencen a llegar a España el 1 de julio, el Gobierno ha aceptado todas las solicitudes para avanzar de fase que, de haber sido rechazadas, habrían comprometido ese calendario ya anunciado y decidido.

Así, Madrid pasará a la fase 2, igual que Barcelona y su área metropolitana y las principales ciudades de Castilla y León.

Las comunidades de Galicia, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Extremadura, Baleares, Canarias, Extremadura, Andalucía (incluidas Málaga y Granada), Aragón, Asturias y Murcia, así como la ciudad autónoma de Melilla pasan a la Fase 3 de la desescalada a partir del próximo lunes. A partir de ese momento, según estableció la última prórroga votada por el Congreso, serán los presidentes autonómicos los responsables del proceso y podrán determinar incluso cuando finaliza.

Mapa de Transición a la nueva normalidad

El ministro de Sanidad Salvador Illa, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este viernes. Illa mantuvo ayer reuniones bilaterales con las comunidades autónomas para valorar la situación de cada una de ellas.

En Cataluña, Barcelona y Lleida pasan a Fase 2, mientras que el Alt Pirineu i Aran, Terres de l’Ebre y Camp de Tarragona acceden a la 3. Por su parte, en Castilla-La Mancha, avanzan a la Fase 3 las provincias de Cuenca y Guadalajara, mientras que que Toledo, Ciudad Real y Albacete permanecen en la 2.

La Comunidad de Madrid accede a la Fase 2, después de que el Ministerio de Sanidad valorase ayer en la reunión su trabajo «positivamente el trabajo» de las autoridades regionales durante la crisis del coronavirus.

La Comunidad Valenciana, que ha optado por «permanecer en estado de prudencia», continua en la Fase 2, según anunció ya el pasado martes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aunque sí ha solicitado que se permitan los desplazamientos entre sus tres provincias.

La ciudad autónoma de Ceuta optó por no pedir el paso a la Fase 3 el próximo lunes ante la «preocupación real» por la situación epidemiológica, ya que se realiza seguimiento a unas 400 personas como consecuencia del incremento de los casos producidos en los últimos días.