País Vasco | Política

Euskadi demanda libre circulación con Navarra, Cantabria, La Rioja y Aquitania

El Gobierno de Iñigo Urkullu incluye la petición en su solicitud para pasar a la Fase 3 a partir del próximo lunes. Plantea además suprimir la limitación de aforos en el transporte público y la hostelería.

El lehendakari Iñigo Urkullu posa junto a su Ejecutivo tras un Consejo de Gobierno con motivo del Día del Medio Ambiente.

Euskadi ha solicitado formalmente el paso a la fase 3 a partir del próximo lunes día 8 y en ella plantea particularidades en esta última etapa del desconfinamiento como son la libre movilidad por todo el País Vasco, abrir el aforo y las frecuencias en el tranporte público al 100% y no fijar límites de aforos en bares y restaurantes, en los que sólo se exigirá guardar la distancia de seguridad de dos metros entre clientes.

El Gobierno vasco remitió ayer su propuesta para el paso de fase en la que además de subrayar la buena situación epidemiológica en la que se encuentra el País Vasco -hoy se han notificado únicamente 4 contagios y dos fallecimientos- y el refuerzo de medios asistenciales que ha logrado apuntalar, incluye medidas propias para llevarla a cabo. En materia de movilidad, además de dar libertad plena para trasladarse entre Vizcaya, Alava y Guipúzcoa, también se propone que se amplíe a las comunidades limitrofes que se encuentran en la misma fase de desconfinamiento, como son La Rioja, Cantabria y Navarra.

Además, el lehendakari Iñigo Urkullu ha remitido una petición oficial, tanto al presidente Pedro Sánchez como al presidente de Francia Emmanuel Macron, para que autorice el libre tránsito entre Euskadi, Navarra y Aquitania, que conforman la eurorregion de Aquitania.

Bares sin límite de aforo

Uno de los cambios que maś percibirán los ciudadanos en esta tercera fase será la supresión de la limitación de aforos en bares y restaurantes. A partir del lunes, si se confirma el paso a la nueva fase, en Euskadi la hostelería no estará limitada en su aforo ni en el interior ni en el exterior de sus locales. La única exigencia será guardar dos metros de distancia entre las mesas. Además, se permitirá el consumo en la barra de los establecimientos, limitada hasta ahora.

En el caso de los comercios el aforo se amplía levemente, al pasar del 50% actual al 60% que se prevé en esta tercera fase. La medida será de aplicación también en los centros comerciales, tanto en sus zonas comunes como en sus áreas recreativas.

La propuesta vasca para pasar a la tercera fase plantea que bibliotecas, cines, teatros y auditorios puedan abrir con aforos al 50% de su capacidad y con asignacion de butacas previa. El máximo de asistentes para conferencias y jornadas en espacios cerrados se limita a 80 personas. Para los espectáculos al aire libre, desde este ĺunes se podrán celebrar con aforos del 50% y un máximo de 1.000 personas, siempre sentadas y con una distancia entre ellas de 2 metros.

El planteamiento que ya estudia el ministerio de Sanidad para el País Vasco contempla también la celebración de colonias de verano a partir del lunes. Las actividades de tiempo libre dedicados a un público infantil y juvenil podrán celebrarse con aforos del 50% y con un máximo de 80 asistentes si se celebran en espacios cerrados y de 200 al aire libre. Por último, el Ejecutivo de Urkullu quiere que el deporte de alto nivel pueda retomar sus entrenamientos, en particular en dos disciplinas con gran presencia en Euskadi como son la pelota y el remo.

Comentar ()