Salud | Vida Sana

La policía irrumpe una fiesta de 100 personas en Ibiza

La fiesta tuvo lugar en un pub ilegal donde no se respetaban las medidas sanitarias

logo
La policía irrumpe una fiesta de 100 personas en Ibiza

Policía local en Ibiza ep

Resumen:

La Policía local del municipio ibicenco de Sant Josep ha irrumpido y puesto fin a una fiesta con un centenar de personas, sin distancias ni mascarillas, en un pub ilegal del complejo Casa Lola, ubicado en la zona de Es Cubells, según ha informado este martes fuentes del Ayuntamiento.

Según ha trasladado Efe, los hechos se produjeron en torno a las ocho de la mañana de este lunes, cuando los agentes pudieron acceder a un club ubicado en una zona de la finca que conecta Casa Lola con otras dos propiedades, Casa Lolita y Casa Paola, todas pertenecientes a la misma sociedad, Inversiones Hoteleras El Faro.

En la madrugada del domingo al lunes, la Policía Local recibió un aviso de la Guardia Civil pidiendo apoyo para intervenir en Casa Lola, tras tener constancia de que se estaba produciendo una aglomeración de personas.

Al acceder, los agentes constataron la presencia de numerosas personas bailando, sin mantener la distancia social y sin llevar la preceptiva mascarilla.

Los agentes precintaron los equipos de música y los altavoces de ambos emplazamientos, y a pesar de la huida de asistentes, lograron identificar a 58 personas, aunque se estima que eran un centenar.

La Policía Local considera que se ha incurrido en un incumplimiento «muy grave» del artículo 3 del decreto de medidas sanitarias frente a la Covid-19, al comercializar un evento con aglomeraciones que dificultan las medidas de protección sanitaria, sancionado con multas de 60 a 600.000 euros.

También señalan una infracción de la Ley Turística, por el desempeño de una actividad sin declaración responsable ni título habilitante, cuya sanción va de 40 a 400.000 euros, además de publicidad en redes del evento, para el que se carece de licencia, con multas de 4.000 a 40.000 euros.

Los agentes también han denunciado la vulneración de la ordenanza municipal de convivencia por molestias y ruidos, de forma reiterada, cuyas multas alcanzan los 12.000 euros.

Comentar ()