La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha notificado hoy al Ministerio de Sanidad dos nuevos brotes con un total de 15 casos y 51 contactos en seguimiento, ambos asociados a establecimientos de ocio.

Según ha explicado la Consejería de Sanidad, ninguna de las personas afectadas ha requerido ingreso hospitalario y con ello se elevan a nueve los brotes identificados en Madrid.

El primer brote se ha detectado en un bar de copas de Madrid capital y cuenta con 10 casos y 40 personas o contacto en seguimiento. De los 10 casos, ocho están vinculados al establecimiento (clientes y trabajadores) y otros dos se han producido en el ámbito familiar. Tras la notificación del brote, el local permanece cerrado.

El segundo brote se ha localizado en un establecimiento de ocio ubicado en Móstoles y arroja 5 casos y 11 contactos, igualmente en seguimiento, que se produjo durante la celebración de una fiesta de amigos de edades comprendidas entre los 20 a 26 años.

Sanidad enfatizó ayer que la cifra de brotes actuales no era desproporcionada y en los siete anteriores contabilizó 48 casos confirmados, cuatro hospitalizaciones y unos 254 contactos monitorizados. No obstante, estos casos dieron sobre todo en el ámbito sociofamiliar y algunos también en el laboral. El mayor brote afecta al CF Fuenlabrada con hasta 96 contactos y 16 positivos.

Precisamente esta mañana tanto el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, como el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, avanzaban que la semana que viene habría nuevas medidas de control de coronavirus con la opción de limitar la celebración de reuniones, en terrazas o en locales de ocio nocturno.

En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, Escudero ha señalado que «nunca hay que descartar que se puedan producir rebrotes» de Covid-19 y que prácticamente en el país ha habido casos asociados al ocio nocturno.

Para su reapertura en Madrid, ha recordado que se establecieron medidas «muy restrictivas» como eliminación de las pistas de baile, para convertirlas en terrazas interiores, y la obligación de reducir su aforo a un 40 por ciento de su capacidad.

«Estamos siendo muy restrictivos y tenemos que reforzar las medidas de control», ha agregado Escudero para destacar también que están en constante comunicación con las plataformas de ocio nocturno.

«Si se produjera algún rebrote, haríamos más medidas de restricción y control», ha lanzado el consejero de Sanidad para incidir en que se establecería un registro de entrada y si fuera necesario, de forma gradual, actuaciones relativas a aforo y horario.

Mientras, la Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno de la Comunidad de Madrid (Noche Madrid y la Noche en Vivo) han propuesto este viernes la activación de los Registros Sanitarios Digitales para identificar al público de los locales de ocio, con aforos superiores a las 200 personas, que permita facilitar la trazabilidad y seguimiento de la pandemia y han insistido en que la opción «no es cerrar».

Los contagios en jóvenes aumentan

Ayer, el consejero de Sanidad aludió a que en los últimos 14 días el número de casos alcanza los 649 positivos en la región, pero en la última semana los casos de menores de 40 años se han duplicado, al pasar de 115 a 206. En consecuencia, el Gobierno regional enfatiza en recomendar el empleo de mascarillas en espacios privados, reuniones o encuentros con personas «no convivientes» aunque se mantenga la distancia social.

La Consejería de Sanidad ha detectado un cambio de tendencia, con un ligero repunte de casos, que se concentra fundamentalmente en los jóvenes y grupos de edad de 15 a 44 años, en los que se «aprecia un relajamiento de conductas, como no llevar mascarilla y romper la distancia social en los grupos que se reúnen para celebraciones.

Así, en la Comunidad de Madrid, desde el 5 al 19 de julio de 2020, se detectaron 649 casos de la Covid-19. Aunque son datos que entran dentro de la «normalidad y estabilidad», se aprecia un ligero aumento de casos en grupos de edad más jóvenes, sobre todo por debajo de los 40 años.

Si se comparan los datos de esta última semana (13-19 julio) con la anterior (6-12 julio), se observa que los casos en esta franja de edad se han duplicado, y se pasan de los 115 a los 206. Esto supone casi un 80 por ciento más. De hecho, entre la franja de 20 a 29 años han pasado de 42 a 84 mientras que en la horquilla de 10 a 19 años el aumento es de 13 a 33.

«No podemos dar un solo paso atrás desde el punto de vista sanitario y de la economía. No podemos permitírnoslo y todos nos jugamos mucho y por eso pido a los jóvenes madrileños que es importantísimo el uso de mascarilla, el lavado de manos frecuente y la distancia de seguridad. Ahora es más necesario que nunca nuestro ejemplo y compromiso», remachó Escudero.