El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se ha mostrado visiblemente preocupado este jueves por la evolución de la segunda ola en España. «Las cosas no van bien, cada día hay más transmisión», ha dicho Simón, tras confirmar un incremento de más de 7.000 casos en todo el país en las últimas 24 horas.

Simón ha reconocido que las tasas de hospitalización, en torno al 4%, y de mortalidad, alrededor del 0,4%, son bajas, pero ha advertido de que el incremento exponencial de casos puede pervertir esos datos: «Si el volúmen es muy grande, esa proporción baja representará muchos casos y no podemos dejar que pase eso».

En los datos de este jueves, Sanidad informa que, actualmente, hay 4.636 personas hospitalizadas por coronavirus en toda España, lo que representa el 4,3% de la capacidad hospitalaria del país. Este porcentaje es mayor en Aragón, que tiene el 13,4% de sus camas ocupadas por pacientes Covid, así como en Madrid (9,5%) y el País Vasco (8,3%).

«Si dejamos que la transmisión siga hacia arriba acabaremos teniendo muchos hospitalizados, muchos casos de UCI. Que nadie se confunda», ha dicho el director del CCAES, que aunque ha subrayado que «lo que vemos ahora no es lo mismo que veíamos antes», ha pedido prudencia a la sociedad e incluso ayuda a los influencers de las redes sociales para concienciar.

Simón ha empleado un tono duro tras días, asegura, «reflexionando». «Esto no es una cuestión solo de las administraciones, y creo que es el mensaje que debía de dar aquí y ahora dirigiéndome a la población», ha insistido Simón.

El técnico ha señalado al ocio nocturno y a las fiestas asociadas a las vacaciones como principales focos de los actuales rebrotes, y ha reprochado que hay «formas y formas» de divertirse. Por ello, ha pedido una reflexión especialmente a los jóvenes sobre las consecuencias de sus actos.