Salud | Vida Sana

La crudeza de la segunda ola: en España vuelven a morir casi 100 personas al día por coronavirus

Los datos de fallecidos devuelven la situación a mediados de mayo: al menos 91 personas murieron el martes y el jueves de la semana pasada a la espera de que los datos terminen de actualizarse

Hospital de campaña en el aparcamiento del Hospital Gómez Ulla de Madrid.

Hospital de campaña en el aparcamiento del Hospital Gómez Ulla de Madrid. EFE

La letalidad de la segunda ola ya se ha disparado en España, donde mueren tantas personas al día por coronavirus como lo hacían en el mes de mayo en pleno estado de alarma. 91 personas fallecieron el pasado martes y el pasado jueves, según los datos de la serie histórica del ministerio de Sanidad. Una cifra que seguramente crezca en los próximos días, porque los registros de las defunciones siguen actualizándose con lentitud y las muertes se asignan a los días en que sucedieron con un considerable retraso.

España deja muy lejos el pasado 16 de julio, el último día que no murió nadie por la Covid-19 en nuestro país. Las cifras son ya equiparables a las que azotaban a diario en pleno estado de alarma: para encontrar un día con más de 100 muertos por la pandemia hay que echar la vista atrás hasta el 12 de mayo, cuando fallecieron 107.

Aquel día perdieron la vida 32 personas a causa del coronavirus en la Comunidad de Madrid. Este martes, en su informe diario, el gobierno autonómico informaba de 39 fallecimientos en el día, cifras de finales de abril. Los hospitales no están saturados, pero su situación no es ideal: el 25,5% de todas las camas de la región ya están ocupadas por pacientes Covid, y el 36,28% de las UCI ya corresponden a contagiados por la epidemia.

Pero Madrid no es el único foco en el que los hospitales comienzan a perder batallas contra las complicaciones que provoca el virus. El jueves, mientras en Madrid morían 33 personas, en el País Vasco lo hacían 22. En La Rioja, la comunidad con mayor ocupación de sus camas UCI, por encima del 50%, 20 personas han perdido la vida desde el lunes pasado, con datos también semejantes a los de finales de abril.

Por el momento, la acumulación de fallecidos sí parece dar un respiro en Cataluña, donde no se ha registrado ningún fallecido en cinco de los últimos siete días. También Murcia, Cantabria, Baleares, Asturias, Aragón, Ceuta y Melilla esquivan por el momento las complicaciones más graves de la actual situación.

Este lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, concedió por fin que no tiene inconveniente en «llamar segunda ola» al momento que atraviesa el país, aunque subrayó que la influencia de la epidemia es desigual por zonas pese al «incremento clarísimo de casos».

Un incremento que ya no se puede atribuir únicamente al aumento de la capacidad de detección. La cantidad de tests realizados es estable desde hace semanas, pero la positividad -el número de pruebas positivas sobre el total de las realizadas- sigue siendo alta.

Mientras la OMS recomienda un 5% como umbral máximo para dar una situación por controlada, en España sólo Asturias, con un 2,8%, cumplió el estándar la pasada semana. En Madrid, el 23% de las pruebas PCR que se realizan arrojan un resultado positivo. Le siguen Castilla-La Mancha (17,3%) y Murcia (17,1%), con Andalucía, Aragón, Castilla y León, Ceuta, Extremadura, Melilla, Navarra y La Rioja también por encima del 10%.

Comentar ()