Economía | Vida Sana

Las empresas evitarán contratar a un trabajador que no se vacune contra el Covid-19, según la UE

Vista de la zona de rascacielos de Madrid. EP

La presidenta del Comité Económico y Social Europeo (CESE), Christa Schweng, ha afirmado que «evidentemente es posible» que las empresas eviten contratar a un trabajador si no quiere vacunarse contra la Covid-19. «Como empresario, puedo decidir con quién firmo un contrato», ha expresado la presidenta de este órgano consultivo de la Unión Europea, que emite dictámenes a las instituciones comunitarias en representación de empresarios, trabajadores y organizaciones de la sociedad civil.

«El trabajador puede decidir si quiere trabajar [para la empresa] o no en caso de que se exija la vacuna para firmar un contrato», agrega Schweng. «Aunque se tendría que ver si un empresario quiere sólo a personas vacunadas en su empresa. No sé lo que harán». Ante las campañas de vacunación que empiezan a presentar los gobiernos europeos, la presidenta del CESE no cree que la inyección tenga que ser obligatoria, porque una vacuna es un ataque y cada uno debe decidir individualmente si lo quiere o no para sí mismo.

El personal sanitario primero

Asimismo opina que los primeros que deben recibirla son el personal sanitario, porque es quien más fácilmente está en contacto con los pacientes, y la población de riesgo de edad avanzada. Schweng subraya también que los contratos de la Comisión Europea (CE) con las farmacéuticas para garantizar vacunas para toda Europa han sido una buena idea. «Con la actuación individual de los Estados miembros nunca hubiera funcionado tan bien», expone.

Schweng: «Evidentemente es posible que un empresario niegue trabajo sin vacuna» / EFE EFE

Bruselas ha cerrado acuerdos con Pfizer y BioNTech, AstraZeneca, Sanofi-GSK y Johnson & Johnson y ha concluido conversaciones con CureVac y Moderna. Todas las vacunas deberán recibir antes la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), que ya ha dicho que no prevé evaluarlas, como pronto, antes de fin de año. «Esta crisis ha demostrado lo importante que es Europa y la cooperación europea, es aquí donde decimos que se necesita una Unión Europea de la Salud», comenta Schweng, justo un mes después de asumir el puesto en CESE, tras 22 años en la organización.

Te puede interesar

Comentar ()