Bolsa con kits de PCR que Arquimea Group regalará en vísperas de Navidad a sus empleados.

Bolsa con kits de PCR que Arquimea Group regalará en vísperas de Navidad a sus empleados.

Salud | Vida Sana

La 'cesta de Navidad' jamás imaginada: kits de PCR en vez de jamón y turrón

Un grupo tecnológico con sede en Madrid regalará a cada empleado como atención por las fiestas un lote para hacerse seis pruebas PCR con toma de muestras por saliva y poder así reunirse con seguridad con sus familiares

La cesta de Navidad que los empleados del grupo tecnológico Arquimea empezarán a recibir la próxima no incluirá una pata de jamón. Tampoco encontrarán el clásico tarro de cristal con melocotones en almíbar, ni ninguna tableta de turrón, ni la habitual caja de peladillas, ni ninguna botella de licor. Cada bolsa contendrá seis kits de PCR para que los trabajadores y sus familiares puedan hacerse la prueba y afrontar las fiestas con la seguridad de saber si están o no contagiados por coronavirus y así evitar eventuales contagios. «Estas navidades, la salud es el mejor regalo», es el lema que ha acuñado la compañía.

Con una plantilla formada por unas 250 personas y una facturación anual de 40 millones de euros, Arquimea es un grupo de empresas con sede en Leganés (Madrid) y que está presente en diversos sectores de actividad, desde el espacial a la estructuración financiera de proyectos de I+D. Otro campo en el que tiene intereses es el de la salud, donde opera desde hace casi cuatro años ofreciendo soluciones orientadas a la prevención y el cuidado de las personas.

Al inicio de la pandemia, la compañía invirtió más de cuatro millones de euros en la compra de reactivos, robots de procesamiento de ARN y máquinas para aumentar su capacidad y poder procesar PCR de forma rápida. También propició una alianza con otros centros de investigación y laboratorios privados de análisis repartidos por el país y ofertaron a las administraciones públicas -central y autonómicas- hasta 10.000 pruebas al día para detectar positivos por covid-19 con el sistema de diagnóstico más fiable y frenar la propagación del virus.

Ese ofrecimiento cayó en saco roto. En estos meses, Arquimea Medical ha centrado su actividad en empresas, colectivos, servicios de prevención y particulares, habiendo realizado -según un portavoz de la empresa- más de 90.000 test.

«Estuvimos pensando qué podíamos regalar a nuestros empleados por Navidad en un año en el que todos necesitamos alegrías. No es posible hacer un evento, no es posible hacer cena de empresa… Lo que todos queremos estas navidades es reunirnos con nuestras familias y hacerlo con seguridad, así que hemos decidido regalar a nuestros trabajadores una cesta, pero no con jamón, vino y turrones, sino con test PCR de saliva para que pasen unas fiestas seguras con sus familias», explica a este diario el presidente de Arquimea Group, Diego Fernández Infante.

En su estrategia de tratar de innovar y aportar soluciones a los productos, la compañía ha introducido y adaptado ya la toma de muestras por saliva para hacer la prueba PCR en sustitución de la nasofaríngea pero con «la misma fiabilidad», lo que permite que sea el propio ciudadano el que se la tome sin necesidad de que intervenga personal sanitario. «Depositas la saliva, te lo recoge un transportista autorizado, lo lleva al laboratorio, sigue el proceso de una PCR normal y en 24 horas tienes el resultado en la plataforma, de forma que es mucho más fácil de uso y accesible para una mayor cantidad de gente», justifica la empresa.

Toma de muestras por saliva

Arquimea comercializará este servicio desde este fin de semana a través de su web al precio de 99 euros, importe que se reduce en el caso de que se hagan la prueba más de un convivente en el mismo domicilio al compartirse los gastos de transporte para la recogida de la muestra. La compañía también realiza test de antígenos, menos fiables que la prueba de PCR pero que se está utilizando masivamente como estrategia para identificar posibles casos de manera rápida: ofrecen el resultado en no más de 15 minutos.

De los primeros que probarán la PCR por saliva serán sus propios empleados, que recibirán una bolsa con seis kits tras el puente. Con un valor de mercado de casi 600 euros, será el regalo que hará este año la empresa, obligada -como el resto- a sustituir el evento con presencia física que tradicionalmente hacían en vísperas de Navidad por otro virtual en cumplimiento de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias.

La actividad de Arquimea en relación con la pandemia no se limita a la realización de pruebas diagnósticas. En unión con Krape SA, una veterana distribuidora de material médico-sanitario con sede también en Leganés, forman uno de los 12 proveedores seleccionados por Sanidad para suministrar mascarillas quirúrgicas tipo II -a un precio unitario de seis céntimos (sin impuestos)- en el megacontrato de compra centralizada que el Ministerio inició a principios del pasado mes de agosto a fin de garantizarse una reserva estratégica de material de protección antes de la llegada de la segunda oleada.

Comentar ()