El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha anunciado este martes que la Junta de Andalucía va a empezar a vacunar contra la Covid-19 «antes de final de año, a finales de este mes de diciembre».

Así lo ha avanzado en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, y después de saber que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) va a recomendar, previsiblemente, el próximo 23 de diciembre la vacuna contra el Covid-19 que están desarrollando las compañías Pfizer y BioNTech, seis días antes de lo previsto.

Por eso, según ha indicado Bendodo, Andalucía podrá empezar a vacunar «antes de que termine este año», comenzando por los usuarios y trabajadores de residencias de mayores, y seguidamente por los profesionales sanitarios que están «en primera línea» de lucha contra el Covid.

El consejero portavoz de la Junta ha recordado que la Administración autonómica tiene ya «en marcha» el dispositivo para la vacunación, para lo que ha llegado a un acuerdo con Bidafarma para el almacenamiento y la distribución de la vacuna, y le ha encargado a la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma la vigilancia, el control y la custodia del transporte de las vacunas y el traslado a los sitios donde se vaya a realizar.

Ha detallado además que en esta primera fase van a llegar a Andalucía «190.000» dosis de vacunas, y ha recordado que la vacuna de Pfizer se aplica en dos dosis con una separación de 21 días, de forma que la Junta estima que, si empieza a vacunar a finales de este mes de diciembre, «en la tercera semana de enero se pondría la segunda dosis».