Salud | Vida Sana

Plitidepsina: la esperanza española contra el coronavirus que viene del fondo del mar

Un fármaco de la empresa española PharmaMar, utilizado hasta ahora en Australia como tratamiento contra el cáncer sanguíneo, arroja resultados muy positivos contra la Covid-19.

El fármaco Aplidin, basado en la plitidepsina y desarrollado por PharmaMar, ha dado resultados positivos contra el coronavirus.

El fármaco Aplidin, basado en la plitidepsina y desarrollado por PharmaMar, ha dado resultados positivos contra el coronavirus. EFE

La revista científica Science ha confirmado la «potente» actividad de plitidepsina, de PharmaMar, frente al SARS-CoV-2, según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Es un paso más allá en la otra batalla que se libra contra el coronavirus al margen de la vacuna: el tratamiento.

El artículo de Science relata que «la actividad antiviral de plitidepsina contra el SARS-CoV-2 se produce mediante la inhibición de la conocida diana eEF1A» y añade que la plitidepsina ‘in vitro’ demostró una «fuerte» potencia antiviral, en comparación con otros antivirales contra el SARS-CoV-2, con una toxicidad limitada.

Así, en dos modelos animales diferentes de infección por SARS-CoV-2 el ensayo demostró la reducción de la replicación viral, lo que resultó en una disminución del 99% de las cargas virales en el pulmón de los animales tratados con plitidepsina.

PharmaMar ya utiliza la plitidepsina en su fármaco Aplidin, aprobado en Australia para el tratamiento del cáncer sanguíneo. El fármaco se obtiene de una sustancia producida por ascidias del Mediterráneo que viven ancladas a piedras o muelles. La ascidia es una especie de animal invertebrado, similar a las esponjas o los corales, que viven en las fondos marinos.

El grupo farmacéutico se ha disparado casi un 20% en Bolsa tras publicarse los resultados del estudio en la revista Science, que da un nuevo impulso al Aplidin, inmerso durante años en una batalla legal para su aprobación en la Unión Europea, rechazada por la Agencia del Medicamente y que llevó prácticamente a abandonar su investigación hasta la irrupción del coronavirus.

Así funciona contra el virus

El documento publicado en Science afirma que, aunque la toxicidad es una preocupación en cualquier antiviral dirigido a una proteína de la célula humana, el perfil de seguridad de la plitidepsina está bien establecido en humanos y, que las dosis bien toleradas de plitidepsina utilizadas en el ensayo clínico Covid-19, son «significativamente más bajas» que las utilizadas en estos experimentos.

La publicación concluye que la plitidepsina actúa bloqueando la proteína eEF1A, presente en las células humanas, y que es utilizada por el SARS-CoV-2 para reproducirse e infectar a otras células. Este mecanismo culmina en una eficacia antiviral in vivo.

«Creemos que nuestros datos y los resultados positivos iniciales del ensayo clínico de PharmaMar sugieren que plitidepsina debería considerarse seriamente para ampliar los ensayos clínicos para el tratamiento de Covid-19″, señala la publicación.

Esta publicación ha sido fruto de la colaboración entre PharmaMar y los laboratorios de Kris White, Adolfo García-Sastre y Thomas Zwaka, en los Departamentos de Microbiología y de Biología Celular, Regenerativa y del Desarrollo, en la Icahn School of Medicine; de Kevan Shokat y Nevan Krogan, en el Instituto de Biociencias Cuantitativas de la Universidad de California San Francisco, y de Marco Vignuzzi en el Instituto Pasteur de París.

Te puede interesar

Comentar ()