La Unión Europea recibirá entre abril y junio 50 millones de dosis extra de la vacuna de Pfizer/BioNTech, inicialmente comprometidas para más adelante, tras un acuerdo entre la farmacéutica y las instituciones europeas para adelantar las entregas.

La UE trata de mantener el objetivo de alcanzar al 70% de la población vacunada a final de verano. Un calendario comprometido en los últimos días por la paralización de las entregas de la vacunamonodosis de Janssen, tras detectarse seis casos de trombos en Estados Unidos; y por las restricciones nacionales al uso de la vacuna de AstraZeneca.

«Puedo anunciar que hemos llegado a un acuerdo con BioNTech y Pfizer para acelerar la entrega de 50 millones de dosis, que serán distribuidas en el segundo trimestre», ha informado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una declaración sin preguntas.

De esta forma, el suministro de estas dos compañías al bloque entre abril y junio asciende a 250 millones de dosis, desde los 200 millones contemplados hasta ahora. La UE reacciona de esta forma a la suspensión de las entregas por parte de Janssen y los problemas de producción que desde el inicio de la campaña ha experimentado AstraZeneca.

Además, Von der Leyen ha confirmado que el Ejecutivo comunitario está negociando con Pfizer y BioNTech la conclusión de un nuevo acuerdo para la compra de 1.800 millones de dosis de su vacuna a obtener entre 2022 y 2023 y con las que responder a la aparición de nuevas variantes.