Vida Sana

Salud Pública estudia hoy si dar Janssen también a personas de 40 a 49 años

Vacunación contra el Covid-19 en la Universidad de Sevilla

Vacunación contra el Covid-19 en la Universidad de Sevilla EP

La Comisión de Salud Pública estudiará hoy si amplía a la población de entre 40 y 49 años, como quieren varias comunidades, el uso de la vacuna monodosis de Janssen, que por el momento no tiene limitaciones de edad en nuestro país aunque solo se está dando a mayores de 50 años o colectivos vulnerables difíciles de captar.

Los directores generales del Ministerio de Sanidad y de las comunidades tienen también en el orden del día de su reunión de esta tarde abordar las recomendaciones que se aplicarán a partir de ahora en eventos multitudinarios, así como otras de prevención e higiene para las actividades al aire libre de la población infantil y juvenil, además de hacer un repaso por las variantes de coronavirus de principal interés.

Respecto al fármaco de Johnson & Johnson, debatirán si, como han sugerido varias comunidades, se va a empezar a dirigir también a población más joven a partir de los 49 años.

Esta vacuna se ha venido usando de forma simultánea a las de ARNm para completar la vacunación de personas de más de 50 años y, ante las ventajas que supone que la pauta completa se alcance con una sola dosis, Salud Pública acordó el pasado día 11 destinarla a colectivos vulnerables como personas sin hogar, temporeros, inmigrantes en situación administrativa irregular, etc.

También a grandes dependientes de complicada accesibilidad, con autismo profundo, enfermedad mental con mucha agitación; trabajadores del mar que realizan pesca de altura en campañas de larga duración, población en centros de internamiento o tutelados; cooperantes en países de alto riesgo o personas que no van a estar en España en las fechas de la segunda dosis por su actividad.

A diferencia de AstraZeneca, Janssen no tiene por ahora limitaciones de edad aunque, como ella, la estrategia de vacunación la desaconseja para personas con antecedentes de trombocitopenia (nivel bajo de plaquetas) inducida por el anticoagulante heparina.

Basada en la misma tecnología de vectores adenovirales que AstraZeneca, las cifras de estos casos de trombos detectados con la monodosis son aún menos frecuentes que con el preparado anglosueco: en Europa se ha confirmado solo uno de trombosis con trombocitopenia en un total de 1,34 millones de vacunados, en concreto en Bélgica, que decidió suspenderla en menores de 41 años.

Siete países han paralizado la vacunación con Janssen o no han empezado siquiera a administrarla, otros seis la usan con restricciones de edad y 13, entre ellos España, la utilizan sin límites.

Fuentes del Ministerio de Sanidad explicaron la semana pasada que, aunque ambas son de adenovirus, «no son exactamente iguales»; aludieron así a un estudio pendiente de revisar que apunta a que la clave estaría en la «fracción de la proteína S del propio vector» de adenovirus, que es algo diferente en una y otra y que, en el caso de AstraZeneca, podría ser el motivo por el que se genera una respuesta inmune mayor.

En España se han pinchado 377.994 de las 576.000 vacunas recibidas de Janssen; la previsión inicial es que hasta junio iban a llegar 5,5 millones de dosis pero, según detallaron las mismas fuentes, las llegadas están bloqueadas por una inspección de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) en la principal planta de la farmacéutica.

Mientras dure la inspección, la distribución de lotes de vacunas de Janssen de esta planta está parada, con lo que en Sanidad asumen que no se cumplirán los cálculos iniciales.

No obstante, la compañía está trabajando para aumentar la producción de sus plantas en Europa, por lo que Sanidad confía en compensar este retraso a partir de julio y agosto.

En el debate podría colarse además la posibilidad de relajar el uso de la mascarilla en exteriores en la que el Ministerio y las comunidades llevan trabajando desde hace semanas.

Ayer, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano Garcia-Page, aseguró que haría esta propuesta a lo largo del mes de junio para que se elimine a principios de julio; su consejero de Sanidad, Jesús Fernández, indicó que sería “precipitado” llevarlo a la reunión de hoy, pero sí a otros encuentros futuros de la Comisión.

Respecto a ello, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, vio “factible” el fin de la mascarilla a mediados o finales de este mes y “muy probable” para principios del que viene.

El “problema” está en que hay que cambiar la ley de nueva normalidad aprobada en marzo, que imponía la mascarilla al aire libre incluso con distancia de seguridad, y eso “no se hace en 24 horas”.

Te puede interesar

Comentar ()