La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recomendado hoy a los padres que intenten ir sin sus hijos a comprar el material escolar con el fin de “huir de las tentaciones que salen caras”, como pueden los estuches de sus personajes favoritos o las sudaderas de última moda.

Es uno de los consejos hechos por la OCU para “ahorrar” en la vuelta al cole, que supone unos gastos que de media rondan los 500 euros por niño o adolescente. Otros consejos pasan por comparar, ya que las diferencias de precios son “notables” en todos los productos; revisar lo que se tiene y hacer una lista con lo que realmente se necesita; y aprovechar las ofertas y descuentos.

También el consumo colaborativo se puede traducir en “un importante ahorro” en este tipo de productos, según la OCU, que ha recalcado que en los últimos años han prosperado distintas iniciativas que favorecen el intercambio de ropa, libros y material escolar, con plataformas y asociaciones.

Para los libros, la opción más económica es acudir a las bibliotecas, utilizar las plataformas “online” de intercambio de libros o hacerlo en los propios centros a través las asociaciones de padres (AMPA).

En cuanto a la ropa (el uniforme puede superar los 150 euros), la OCU ha aconsejado que no se desembolse “todo de golpe” y se escalonen las compras.