Cambridge se ha convertido en la primera universidad en dar a conocer las medidas que ha tomado para el curso 2020-21, anunciando que moverá todas las «conferencias presenciales» el tiempo que dure. La institución agregó que era «probable» que el distanciamiento social seguirá siendo necesario.

La universidad dijo que las conferencias seguirán siendo de forma online hasta el verano de 2021, mientras que esperan organizar pequeños grupos de enseñanza que asistirán a clases presenciales «si estas se ajustan a los requisitos del distanciamiento social», tal y como recoge The Guardian.

Un portavoz ha señalado que «la universidad se está adaptando constantemente a los cambios producidos por esta pandemia gracias a las recomendaciones del gobierno. Dado que es probable que se siga requiriendo distanciamiento social, la universidad ha decidido que no habrá conferencias presenciales durante el próximo año académico».