Nutrición

Grosellas negras: todo acerca de sus beneficios y dónde comprarlas

Imagen de archivo de Grosellas negras en la planta

Grosellas negras Pixabay / Pezibear

Frambuesas, moras, arándanos… Los frutos del bosque son grandes alimentos a incorporar en nuestra dieta diaria debido a sus buenas propiedades para el organismo y por su increíble sabor, que los hacen perfectos para consumir en el desayuno, en postres o como un picoteo entre horas. Entre todas estas pequeñas frutas hay una que en los últimos meses ha comenzado a ponerse de moda: las grosellas negras.

¿Cuáles son los beneficios de las grosellas negras?

De acuerdo a Alimente+, las grosellas negras cuentan con enormes beneficios para sus consumidores. Uno de los más importantes es su enorme aporte de vitamina C con respecto a otros alimentos que son igualmente ricos en ella. Tal y como indican, «las grosellas tienen el doble de vitamina C por porción que las naranjas o los kiwis verdes». Además, son un gran alimento a través del que conseguir un mayor aporte de calcio.

Las propiedades de los nutrientes con los que cuentan estos frutos del bosque son muy útiles también para reducir el estrés, la fatiga y los nervios. A todo ello se unen sus propiedades antioxidantes, que ralentizan el envejecimiento de la piel, su poder antiinflamatorio o su capacidad para prevenir patologías oculares, por no hablar de su alto aporte de fibra.

Grosellas negras y arándanos ¿son lo mismo?

Puede que por tener un tamaño y color similar, en muchas ocasiones las grosellas y los arándanos son confundidos como el mismo alimento. Sin embargo, estos dos frutos son diferentes el uno del otro.

Los arándanos tienen un tono más azulado y su forma es más redonda que la de las grosellas. En boca también se notan las diferencias entre ambos: mientras que las grosellas son más sabrosas y blandas, los arándanos son más firmes al morderlos y tienen un sabor algo más neutro.

¿Dónde puedo comprar grosellas negras?

Las grosellas negras se pueden adquirir en las fruterías y supermercados cuando se encuentran en temporada, es decir, durante los meses de junio a septiembre.

Si preferimos la opción deshidratada o en polvo de este fruto, es fácilmente localizable en herbolarios y en tiendas especializadas de dietética, además de poder encontrarlas en grandes superficies.

Te puede interesar

Comentar ()