Nutrición

Los fabricantes, contra Royal: la de toda la vida no es levadura

La Asociación Española de Fabricantes de Levadura ya ha conseguido que le den la razón el Ministerio de Consumo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y Autocontrol, el organismo de autorregulación publicitaria

Royal

La popularmente conocida como "levadura Royal" no es en realidad levadura. EFE

Si pensamos en productos que los españoles asociamos mentalmente a una marca se nos pueden venir a la cabeza el pan Bimbo, la Coca-cola, los Kleenex o la levadura Royal. Los polvitos indispensables en las despensas de los hogares españoles donde se hacían bizcochos llevan décadas denominándose popularmente levadura cuando en realidad no lo son.

Esta confusión del nombre es propia de España (en otros lugares del mundo no se les ha llamado levadura sino polvo de hornear) y la Asociación Española de Fabricantes de Levadura (AFLE) aprovechó el confinamiento – y la fiebre que generó en los hogares por la panadería y repostería para tratar de que la marca retirase el nombre incorrecto de su denominación.

«La levadura es un ser vivo, el primer microorganismo que el ser humano domesticó, y Royal no lo es. Es un gasificante. Por eso empezamos a reclamar a la marca para que eliminara el término, que genera confusión», explica Ramón Sánchez, presidente de AFLE.

También el doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos Miguel Ángel Lurueña lo explicó en twitter cuando la consultora Gelt estimó el aumento de ventas de harinas y levaduras en un 146%.

«La levadura de panadería es un hongo llamado Saccharomyces cerevisiae -> fermenta los azúcares y produce CO2 y otros compuestos. Podemos encontrarla fresca o liofilizada. La otra «levadura» es en realidad un compuesto químico (bicarbonato sódico) -> libera CO2″, decía en su tuit Lurueña.

La popular marca que tiene su origen en Indiana (Estados Unidos) en 1863 decidió llamar a su producto en España «levadura en polvo» pero tras las reclamaciones de AFLE tendrá que dejar de hacerlo. «En noviembre de 2020 nos dio la razón la Dirección General de Consumo, en abril de este año la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y ahora, ya por segunda vez, Autocontrol», la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial que recoge en su último informe lo que ya dijeron las dos autoridades en materia de consumo y seguridad alimentaria.

En concreto, la dirección dependiente del Ministerio de Consumo concluyó que «el término “levadura” solo podrá utilizarse cuando se ajuste a la definición contemplada en el Código Alimentario Español (3.20.61 ó 3.20.63), es decir, cuando se trate de un producto obtenido por proliferación de Saccharomyces cerevisiae».

En última resolución de Autocontrol, del 23 de abril, el organismo confirma que «complejidad técnica de la cuestión» les llevó a consultar tanto a la Dirección General de Consumo como a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. «A la vista de las respuestas de los dos organismos, según las cuales no sería correcta la utilización de dicho término para denominar al producto Royal promocionado» Autocontrol emitió una primera resolución que fue aceptada por la marca.

La reclamación, aceptada por Royal

Tras la primera denuncia de los fabricantes de levadura, Royal aceptó la reclamación, que pedía que se retirara el nombre tanto de una campaña publicitaria en internet y televisión por «denominación engañosa».

La marca propiedad de Mondelez aceptó la reclamación en enero, aceptando la eliminación de la campaña en internet y aduciendo que la de televisión ya había terminado. Sin embargo, tres meses después AFLE observó que aunque se quitó el término en los anuncios de televisión no se hizo el cambio en la publicidad por internet y que «levadura» sigue apareciendo en el etiquetado del producto. Ahora esperan que sí se resuelva: «Mondelez podía haber recurrido esta última resolución y no lo ha hecho».

Desde Royal, aseguran a El Independiente que «Royal no ha incumplido con el compromiso del cese de la publicidad de sus productos bajo la denominación de levadura, tal y como se dictó en la resolución en primera instancia de Autocontrol con fecha de 23 de abril de 2021. Por el contrario, a partir de esa fecha, desde Royal se procedió a modificar o incluso suprimir dicha publicidad en todos los canales oficiales y bajo el control de la marca».

Sin embargo, desde la marca de Mondelez aseguran que seguirán luchando por la denominación “levadura química”. «Royal agotará todas las vías posibles para defender el uso del mismo por tratarse de un término que, pese a no estar regulado bajo ninguna norma específica ni legal ni comercialmente, sí que está consolidado por su uso en el segmento desde hace más de 30 años y es, además, reconocido por el consumidor».  Fuentes de la compañía consideran que este término «no induce a engaño» y que según el reglamento del Etiquetado «a falta de una denominación prevista por las disposiciones legales, reglamentarias o administrativas que le sean aplicables en España, la denominación de venta estará constituida por el nombre consagrado por el uso en España, o por una descripción del producto alimenticio y de su utilización que permita conocer su naturaleza real y distinguirlo de los productos con los que pudiera confundirse».

Preguntado sobre por qué los fabricantes han hecho estas denuncias ahora pese a que la «levadura Royal» lleva décadas en nuestras cocinas, Sánchez explica que «AFLE es una asociación joven que se constituyó en 2018. Desde el inicio éste era un tema a abordar y el auge del producto durante el confinamiento hizo aflorar la oportunidad», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()