// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos Una campaña contra el VIH/sida

Una campaña contra el VIH/sida APOYO POSITIVO

Salud

España y el VIH: retrasos, datos incompletos y más enfermos

El pasado día 16 de octubre, se produjo un pico de búsquedas en Google relacionadas a la palabra VIH. Unos días antes se había estrenado Élite, la serie española de Netflix en la que Marina (la adolescente interpretada por María Pedraza) revela a sus compañeros de clase que es seropositiva.

Marina, además, es indetectable. Es decir, no puede transmitir el VIH aunque tenga sexo sin condón. Como Marina, son indetectables el 88% de las personas seropositivas que viven en España y que siguen los tratamientos farmacológicos, según datos de ONUSIDA de 2017. Un avance que mejora la calidad de vida y evita nuevas infecciones.

No es el fin de la epidemia pero sí un aspecto clave para acabar con el estigma social asociado al VIH/sida: el miedo al contagio. Un español de cada tres todavía cree que puede contagiarse con un cepillo de dientes y se sentiría incómodo trabajando con una persona seropositiva (encuesta IAPAC-Gilead 2018).

El Consejo de Ministros ha reconocido una reivindicación histórica en la lucha contra el VIH

“En los últimos 10 años se ha hecho muy poco para combatir la desinformación, el estigma y el rechazo hacia las personas con VIH”, explica a El Independiente Julio Gómez, coordinador de la asociación Trabajando en Positivo, que se ocupa de la inclusión laboral de personas seropositivas.

Después de siete años olvidado en un cajón del ministerio de Sanidad, el Gobierno de Pedro Sánchez ha firmado el Pacto Social para la No Discriminación asociada al VIH. En la víspera del Día Mundial de la lucha contra el SIDA, el Consejo de Ministros ha decidido eliminar la infección del VIH (junto a otras dolencias como diabetes, psoriasis o celiaquía) de los cuadros de exclusión para acceder al empleo público y las fuerzas armadas. Desaparece así la última herencia de una época en la que el sida era una enfermedad mortal.

España, a la cola de Europa

En los últimos diez años la lucha en contra del VIH en España se ha estancado. El país está a la cola de los países de Europa Occidental. El último informe del ministerio de Sanidad reconoce que los datos no son buenos. En España se detectan más casos de VIH que en la media de los otros países europeos.

En cifras globales el número de nuevos casos sigue disminuyendo aunque a un ritmo demasiado lento en comparación de los países de nuestro entorno. En 2017 en España hubo 3.381 nuevos diagnósticos. Un dato muy parecido al de 2008, cuando hubo 3.631 casos.

El ministerio de Salud ha reconocido que los datos sobre VIH en España no son buenos

En este paréntesis ha habido una década marcada por las nuevas infecciones, con un pico de 4.402 diagnósticos en 2014. Los más afectados, los hombres que tienen sexo con otros hombres, con un marcado incremento entre la población menor de 30 años.

“Son cifras inadmisibles” – dice Reyes Velayos, coordinadora de Apoyo Positivo -. “Todavía falta un 40% de CC.AA. que no han comunicado los datos, así que a finales de año acabaremos de nuevo por encima de las 4.000 infecciones. Un cuarto de ellas se producen en Madrid. En algo estamos fallando”.

El medicamiento ausente

La culpa, explica, no se debe solo a la falta de recursos por los recortes de la crisis. A pesar de las protestas de las asociaciones y de las peticiones de los médicos, el gobierno de Mariano Rajoy retrasó durante años la implementación de la PrEP, la píldora anti-sida. Un medicamiento que, tomado bajo supervisión médica, impide contraer el virus del VIH.

En Reino Unido, uno de los epicentros mundiales del VIH, la tasa de nuevas transmisiones ha caído del 30% desde 2016, el año en que se introdujo la PrEP. Entre los hombres que tienen sexo con otros hombres se redujo del 50%.

En el mismo período en España el porcentaje bajó de apenas el 4%. Un dato alarmante ya que en Madrid y Barcelona se encuentran algunas de la comunidades homosexuales más grandes de Europa.

En Reino Unido los contagios han caído del 30% en dos años con la introducción de la PrEP

Ahora la PrEP está más cerca de desembarcar en España. La nueva secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, Julia Del Amo, se ha comprometido a implementarla en breve aunque no ha especificado plazos. Velayos reconoce el cambio de actitud del ministerio de Sanidad y espera que la Prep esté disponible  en 2019 porque “en España ya se está usando: se compra por internet y se toma sin control médico. Un escenario muy preocupante. Falta una campaña institucional eficaz y apoyo al trabajo de las ONG”.

Terapias vez más efectivas

Para José Ramón Blanco, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital San Pedro de Logroño y experto del Grupo de Estudio de Sida (GESIDA), la PrEP no es un sustituto del preservativo, que sigue siendo la única barrera preventiva para otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis.

El retraso en el diagnóstico tiene un impacto negativo tanto para la salud el paciente como para la sociedad

Para este experto,el diagnóstico precoz sigue siendo una prioridad. Se estima que sólo el 70% de la personas con VIH conoce su estado serológico, el 40% descubre la infección en estado avanzado. “El retraso tiene un impacto negativo tanto para la salud el paciente como para la sociedad, porque sin saberlo puede estar transmitiendo la infección”, dice a El Independiente.

Sobre las “terapias milagrosas”, como la del científico chino que asegura haber modificado el ADN de dos gemelas para impedir que se infecten con el VIH, se demuestra escéptico. “Los estudios sobre las terapias génicas están todavía al principio. No hay suficientes datos sobre el impacto a largo plazo” – dice Ramón Blanco -. “Los tratamientos antirretrovirales son cada vez más seguros y potentes. En España se están estudiando medicamentos que se pueden administrar por inyección intramuscular cada mes o dos meses. Así se favorece la adherencia a la medicación y se mejora la calidad de vida de los pacientes que ya no tendrán que tomar muchas pastillas a diario”.

logo
España y el VIH: retrasos, datos incompletos y más enfermos