Salud

La familia de una enferma pide al juzgado medidas cautelares para evitar su “eutanasia”

El Hospital de Alcalá de Henares (Madrid) defiende que se han aplicado los protocolos habituales y que la "aplicación de otras técnicas agresivas e invasivas" serían "encarnizamiento terapéutico".

logo
La familia de una enferma pide al juzgado medidas cautelares para evitar su “eutanasia”
Entrada del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.

Entrada del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Flickr: Emilio J. Rodríguez-Posada

Resumen:

La Asociación Española de Abogados Cristianos, que defiende a los familiares de una paciente del Hospital de Alcalá de Henares, ha solicitado medidas cautelares al Juzgado de lo Penal de guardia de Alcalá de Henares para garantizar la vida de la mujer, de 54 años y con una enfermedad neurodegenerativa desde hace más de 20 años.

Según ha informado la asociación en un comunicado, la familia de la afectada denuncia que el Centro hospitalario les ha informado de que “si la mujer tiene una recaída no van a reanimarla”, en contra de la voluntad de la propia enferma y de su familia.

Al parecer, los familiares aseguran que desde el hospital se les ha dejado de informar “del estado de salud de la paciente por lo que temen por la vida de la mujer”, afirmando que desde el centro se les han mencionado “el alto coste económico que supondría mantenerla con vida”.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha recordado que “hace sólo unos días, en este mismo hospital, ha habido una condena a una trabajadora por el asesinato de una paciente y hubo sospechas de que no era un caso único” en alusión a la auxiliar condenado por el asesinato de una paciente. Castellanos ha insistido en que “con la eutanasia se abre la veda a casos como éste en el que se acaba con la vida de las personas en contra de su voluntad”.

El hospital asegura que la decisión no tiene que ver con la eutanasia

Por su parte, el Hospital Príncipe de Asturias ha asegurado que el caso “no tiene nada que ver con debates” como la eutanasia, sino que “en todo momento” se está tratando a la paciente con las “mejores condiciones posibles”.

Así, han matizado en declaraciones a Europa Press que todas las medidas se han aplicado “de forma habitual” y que han valorado que la “aplicación de otras técnicas agresivas e invasivas” no beneficiarían a la paciente, ya que serían “encarnizamiento terapéutico” (un sufrimiento al paciente sin aporta beneficio).

A continuación, ha detallado que la paciente se encuentra en “situación clínica muy compleja” a raíz de una enfermedad neurodegenerativa desde hace más de 20 años, por lo que han valorado que “si la paciente entra en parada, no deben aplicarse técnicas avanzadas de reanimación”.

“Los profesionales han informado en todo momento a la familia de estas circunstancias”, ha añadido el centro, que ha explicado que debido “al rechazo de la familia al seguimiento de estas medidas” han puesto en conocimiento del Juzgado de Guardia de Alcalá de Henares estos hechos y se remitió un informe de la asistencia.