logo
Matesanz: "En unos años trasplantar órganos bioartificiales será común"

Salud

Matesanz: "En unos años trasplantar órganos bioartificiales será común"

El presidente del Comité Científico de la Fundación Mutua Madrileña y fundador de la Organización Nacional de Trasplantes cree que "sin innovación ahora tendríamos la mitad de donantes".

La innovación es uno de los pilares más sólidos sobre los que avanza la medicina. En todos los campos y también en el de los trasplantes, donde Rafael Matesanz es uno de sus referentes. Fue fundador y presidente de la Organización Nacional de Trasplantes hasta 2017 y responsable directo de que España lleve 27 años como líder mundial en donación y trasplante de órganos. Tras su retirada de la ONT en 2017, Matesanz es presidente del Comité Científico de la Fundación Mutua Madrileña, que esta semana ha entregado dos millones de euros en ayudas a la investigación, que han premiado 24 proyectos dirigidos por científicos jóvenes.

«La investigación en salud ha pasado momentos muy difíciles y muchos investigadores han tenido que dejar sus proyectos o irse al extranjero», afirma Matesanz, «la innovación es fundamental. Sin ella ahora tendríamos la mitad de donantes».

Por eso uno de los proyectos que Matesanz considera más importantes de esta edición es el que ha puesto en marcha Francisco Hernández Oliveros, del Instituto de Investigación Sanitaria Hospital La Paz (IDIPAZ) de Madrid. Un programa clínico de donación pediátrica en asistolia, con formación para los profesionales y ensayos para incorporar la donación de intestino. «La donación en asistolia o parada cardíaca representa ya uno de cada tres donantes adultos y es la mayor vía de expansión de los últimos cinco años. Sin embargo, esta frecuencia no se da en niños y por eso es uno de los proyectos clave de este año», apunta Matesanz.

Francisco Hernández Oliveros, del Instituto de Investigación Sanitaria Hospital La Paz (IDIPAZ) de Madrid. 

La donación en asistolia es uno de los canales de expansión de los trasplantes, pero las cifras globales son el fruto de muchos años de trabajo. «Nuestro modelo es imitado en todo el mundo, es una de las áreas más solidas del sistema sanitario», afirma Matesanz, que cree que los puntos débiles del sistema «son los mismos que los del sistema sanitario en general, sobre todo el envejecimiento de los profesionales, condicionado por la crisis y que se convertirá en un problema a medio y largo plazo si no se procede ya a la renovación».

Entre las razones que han conducido a un éxito consolidado, está por ejemplo la incorporación de los médicos de urgencias al sistema de donación. «Esto solo lo hace España, es muy innovador y lo están copiando otros países. Nosotros lo vimos hace una década, que muchos de los potenciales donantes entraban por urgencias, pero si no pasaban a la UVI no los veía el coordinador de trasplantes y no donaban. Ahora los médicos de urgencias detectan los casos y activan el protocolo. Uno de cada cuatro donantes viene de ahí», explica el fundador de la ONT.

Rafael Matesanz.

Matesanz se siente orgulloso de las cifras alcanzadas en donación y trasplantes y de la traslación del modelo a otros países. «El modelo español ha impregnado, en mayor o menor medida, a todos los países. Probablemente se hayan salvado aún más vidas fuera que dentro de España gracias a nuestro sistema».

Al ahora presidente del Comité Científico de la Fundación Mutua Madrileña, que sigue muy de cerca su área, le gustaría ver «que toda persona que necesita un trasplante para seguir viviendo, lo consigue». Pero si eso es complicado, le gustaría «ver que la fabricación de órganos artificiales está al alcance y disponible para todo aquel que necesite un trasplante». Y se muestra optimista: «Creo que lo veré, si no para todos, para buena parte de los órganos», concluye.