Salud 4 de febrero, día mundial del cáncer

El otro impacto del cáncer en España: cuesta 19.300 millones de euros al año

Un estudio de la Asociación Española contra el Cáncer y la consultora Oliver Wyman estima que el 55% del gasto lo asume el Estado y el resto el enfermo y su entorno.

logo
El otro impacto del cáncer en España: cuesta 19.300 millones de euros al año

El cáncer tiene un coste muy elevado para la Sanidad, hasta el 20% del presupuesto total. EP

Resumen:

Hablar de cáncer en España es, afortunadamente, cada vez más sinónimo de supervivencia. Mejoran y se amplían los tratamientos – aunque también lo hace la incidencia del cáncer – y todo ello tiene un coste. Y es muy elevado: 19.300 millones de euros, el equivalente al 20% del coste sanitario total. Es el cálculo que han realizado la consultora Oliver Wyman y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en un estudio con motivo del Día Mundial del Cáncer que se celebra este 4 de febrero.

Es la cifra que engloba los costes que supone el cáncer para el alrededor de millón y medio de personas que lo padecen en España. Cada año son 275.000 los nuevos diagnósticos. Y al coste sanitario y social se une este impacto económico, que incluye tanto el propio gasto sanitario como los gastos colaterales (transporte, comida, tratamientos adicionales…) como los costes indirectos laborales, sociales y familiares. «La cifra ha sido un impacto, siempre hemos dicho que el cáncer era el mayor reto sociosanitario pero ahora sabemos que lo es también económico», afirma Isabel Martínez-Noriega, directora de Marketing y Comunicación de la AECC. «La cifra es impactante, pero es que hablamos de 1,6% del PIB de España o casi del presupuesto total de una comunidad autónoma como Madrid», incide.

El informe “Impacto económico y social del cáncer en España” ha distinguido entre los costes de los distintos tipos de cáncer y los más costosos son precisamente los de mayor incidencia. El colorrectal cuesta 2.500 millones al año, el de mama 2.200, el de pulmón 2.100 millones de euros y el de próstata, 1.000 millones. «Aquí tenemos una oportunidad en la que trabajar muy importante. La detección precoz, porque los tumores que se detectan en estadios primarios son menos dolorosos y también más baratos», apunta Martínez-Noriega.

Y es que el informe calcula que a través de los programas de cribado que ya existen en España (de mama, colon y cérvix) se podrían reducir los costes anuales del cáncer en 1.000 millones de euros. «Es necesario concienciar a la gente de que participe en los programas de detección precoz», explica la responsable de Marketing y Comunicación de la AECC: Y es que los programas están implantados pero sus tasas de cobertura aún distan de cubrir el 100% de los casos. «En el de cáncer estamos al 66%, en el de mama al 89 y en el de cérvix al 79% de participación», indica Martínez-Noriega.

Según el informe, un cáncer metastásico de mama tiene un coste de más de 200.000 euros, casi cuatro veces más que uno detectado en estadía local. En el caso del colon el coste es de 150.000 euros, hasta tres veces más que cuando se detecta en estadíos primarios.

El informe también calcula el posible ahorro que supondría una mejora de hábitos y que resulta aún más importante. Y es que estima que eliminar el consumo de tabaco reduciría un 30% los casos de cáncer (5.790 millones). En el caso del alcohol, eliminarlo evitaría el 7% de los tumores y supondría 1.344 millones de ahorro; y en el de la obesidad, sin ella se podrían ahorrar 772 millones de euros porque habría un 4% menos de casos de cáncer.

«Es importante poner en la palestra esta dimensión económica porque era bastante desconocida y a la vez entender que es posible reducir estos costes. Hay que trabajar en distintos ámbitos, tanto desde el Estado como desde las empresas y a nivel individual. La prevención es fundamental», afirma Martínez-Noriega.

Un factor importante de este análisis es que concluye que el 45% del gasto, casi la mitad, lo asumen los propios enfermos y su entorno. «No todo el mundo tiene el hospital cerca de su casa, hay otros costes de desplazamientos y también costes laborales, hay gente que pierde su trabajo por culpa del cáncer», indica la portavoz de la AECC.

De esos costes, la mayoría se produce el primer año pero continúa en los siguientes. Para la población en edad laboral, la incidencia del cáncer es el 40% pero sufren el 62% del impacto económico, según los datos del informe. «Por todos estos datos queremos subrayar que invertir en prevención es rentable», concluye Martínez-Noriega.

Comentar ()