Salud CRISIS DEL CORONAVIRUS

Colau critica la descoordinación ante el virus: "Madrid hace una cosa, Murcia hace otra"

La alcaldesa de Barcelona amenaza con cerrar los bares si no hay un comportamiento cívico: "Si no se hace de forma voluntaria, las administraciones deben intervenir"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante una declaración institucional.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante una declaración institucional. EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que está confinada preventivamente en su casa por haber estado en contacto con un infectado de coronavirus, ha hecho hoy un llamamiento a los barceloneses para que no vayan a bares y restaurantes y cancelen sus actividades sociales el máximo posible. Asimismo, ha cargado contra la gestión de la crisis que están llevando a cabo las administraciones: «Madrid hace una cosa, Murcia otra».

En declaraciones a la emisora RAC-1, Colau ha advertido de que si el descenso de la actividad social «no se hace de manera voluntaria, la administración tendrá que intervenir».

«De entrada, pedimos que la gente no vaya a bares y restaurantes. Si no se hace de forma voluntaria, las administraciones deben intervenir. No podemos actuar unilateralmente, hago un llamamiento a la máxima coordinación entre administraciones», ha dicho Colau. «Madrid hace una cosa, Murcia hace otra…», ha añadido.

La alcaldesa ha pedido a la ciudadanía «que no salga a cenar, que todo lo que se pueda evitar, se evite. Se puede pedir a la gente que durante dos semanas no haga vida social». Sobre un hipotético estado de alarma. Colau ha asegurado que se trata de una situación «que no tiene que alarmarnos, tiene que ser una oportunidad para coordinarnos y que no vayamos por libre sino todos a una».

La alcaldesa ha explicado que desde hace días se han reforzado las medidas de higiene en el transporte público de Barcelona y «han bajado los usuarios por el sentido común».

Fuentes de TMB han informado a Efe de que los usuarios del metro bajaron entre el lunes y ayer un 8 %, un descenso que será más acusado aún hoy al haber cerrado todos los centros educativos.

Aunque TMB aún no dispone de datos sobre los pasajeros de los autobuses, tienen la percepción de que el descenso de usuarios es similar a los del metro.

Entre el 1 y el 11 de marzo el descenso total de pasajeros es del 3,8 % en comparación a los mismos días del año 2019.

Sin síntomas

Ada Colau ha asegurado que no tiene ningún tipo de síntoma: «Físicamente estoy muy bien. Estoy trabajando en casa. Me quedan nueve días. Todo el mundo debe tener claro que nadie queda fuera de los protocolos».

«Solo quien ha tenido contacto con la persona que ha dado positivo tiene que quedarse en casa. Que todo el mundo sepa que por haberme visto o saludado no debe quedarse en casa», ha aclarado.

La alcaldesa también ha salido al paso de algunos rumores: «Hay gente que dice que solo se hace la prueba de la Covid-19 a los políticos. Y eso no es verdad. A mi no me han hecho la prueba porque no tengo ningún síntoma».

Un total de 145 trabajadores municipales están en situación de cuarentena por haber estado en contacto con cinco compañeros que han dado positivo en coronavirus.

«La máxima preocupación es que los trabajadores municipales estén a disposición de la ciudad para atender a los colectivos sociales más vulnerables, que nadie quede desatendido», ha señalado la alcaldesa.

«Cualquier persona que ha tenido contacto con una persona que ha dado positivo, por el bien de todos, para proteger a las personas más vulnerables y para proteger nuestro sistema de salud, debe ser muy escrupulosa con los protocolos», ha insistido. 

Comentar ()