Miembros de las Fuerzas Armadas desplegarán este jueves por primera vez en Cataluña dentro de la operación de lucha contra la propagación del coronavirus. En concreto, realizarán labores de desinfección en el puerto de Barcelona y en el aeropuerto de El Prat.

Así lo ha anunciado el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya, que ha concretado que la Operación Balmis movilizará este jueves a un total de 2.622 militares en 59 ciudades españolas.

Para superar esta «batalla», el JEMAD ha trasladado a los ciudadanos algunos de los valores que acompañan a los miembros de las Fuerzas Armadas: disciplina, espíritu de sacrificio y moral de victoria. «Sabemos que vamos a vencer», ha animado desde el Palacio de la Moncloa.

Criticas del Govern

Un despliegue del que la Generalitat no tenía conocimiento previo, según ha lamentado el conseller de Interior, Miquel Buch, en la comparecencia posterior a la reunión comité de crisis catalán. Buch ha criticado que el Gobierno no haya advertido previamente al ejecutivo autonómico y ha advertido además de que «si se hubiera hecho caso» al president Torra, que el pasado viernes reclamó el cierre de puertos y aeropuertos catalanes «ahora no se tendría que desinfectar».

«Menos desinfecciones y más cerrar puertos, aeropuertos y vía férreas» ha llegado a afirmar Buch. El conseller se ha preguntado » ¿cuánto dura la desinfección?» realizada por el ejército, para restar importancia a esta actuación. Y ha apuntado «de qué sirve que digamos a los catalanes que se queden en casa si tenemos acceso de ciudadanos del resto de España y el mundo que pueden ser portadores del virus» para concluir que «no tiene sentido que el puerto y aeropuerto sigan abiertos».

Cataluña es la segunda comunidad más afectada por el COVID-19 y efectivos de las Fuerzas Armadas realizarán labores de desinfección en el puerto y el aeropuerto de Barcelona, igual que llevan haciendo durante toda esta semana en infraestructuras críticas de todo el territorio.