María, enferma al margen de las cifras oficiales de coronavirus, tumbada en el sofá de su casa.

logo
Enfermos al margen de las cifras oficiales: “O tengo el coronavirus o es la peor gripe de mi vida”

Salud

Enfermos al margen de las cifras oficiales: “O tengo el coronavirus o es la peor gripe de mi vida”

María es una de los muchos madrileños que afrontan el encierro sin tener la certeza de padecer el Covid-19 ante la escasez de test diagnósticos. Sanidad informó el domingo que implantará un procedimiento "más ágil y que permitirá aumentar muchísimo el número de pruebas".

María comenzó a sentirse mal el pasado martes por la noche. Tos seca y malestar que fueron a peor y en la noche del miércoles el termómetro alcanzó los 39 grados. Por eso, a primera hora del jueves marcó el teléfono de información del coronavirus de la Comunidad de Madrid. Esperó 45 minutos hasta que la atendieron: fiebre alta, tos seca, mucho malestar. Encima, había viajado a Italia dos semanas atrás. “Tienes síntomas claros de coronavirus, te paso con un profesional sanitario”, escuchó al otro lado de la línea.

Hasta entonces, se suponía que los equipos del Summa acudían a domicilio a hacer el test del Covid-19 si no había síntomas graves que exigieran acudir a Urgencias. Pero la situación en Madrid ya se había desbordado. Desde el mismo miércoles en que comenzó la fiebre de María, Sanidad modificó el protocolo para dejar de hacer pruebas a personas con síntomas leves.  

El caso es que María quedó a la espera de que un profesional sanitario la atendiera por teléfono. Pero tras otra interminable espera, la operadora le reconoció que “la línea estaba saturada” y le pidió el teléfono. No han vuelto a llamarla.

Aquello ocurrió días antes del cambio de protocolo que estableció el 15 de marzo que en las comunidades con transmisión local (Madrid, País Vasco, La Rioja y parte de Castilla y León) iban a dejar de hacer pruebas a personas con síntomas leves. La sobrecarga del sistema obligaba a centrarse en los casos graves.

Este domingo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, reconocía que “en determinados lugares hay que aumentar la capacidad logística” y anunciaba un “nuevo procedimiento que en los próximos días será más ágil y permitirá aumentar muchísimo el número de test”, que llegará en «dos o tres días» según actualizó el lunes Sanidad. Y es que esa ausencia de test puede estar distorsionando las cifras de contagiados que, aún así, aumenta cada día en España a razón del 25% más, según informó ayer Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Desde el jueves y hasta este martes, María ha estado en la cama y casi sin poderse levantar. «Yo no sé si es el coronavirus, pero o lo tengo o tengo la peor gripe de mi vida». Para pasarlo, y a falta de que Sanidad le haya hecho un diagnóstico telefónico o un seguimiento, María ha seguido las recomendaciones de un sanitario amigo para alternar paracetamol y nolotil cada cuatro horas, la única forma con la que conseguía quitarse «el dolor de cabeza horrible, como diez resacas».

«Tengo que lavar mi ropa por separado, a 60 u 80 grados, y tengo mi propia basura, sigo todas las recomendaciones de Sanidad», explica por teléfono, aunque nadie la haya llamado ni para el diagnóstico ni para hacerle seguimiento alguno de sus síntomas.

Para ella, aunque los síntomas han sido intensos, el «el aislamiento ha sido muy duro, sentirte mala y sola, además de tener que tomar las medidas de precaución sola, limpiando con lejía hasta los pomos de las puertas».

María es lo que hoy ha definido Fernando Simón en la rueda de prensa diaria sobre el coronavirus como «casos latentes». Enfermos leves o sin síntomas que no se registran en las cifras oficiales y que según un estudio publicado este lunes en Science  fueron hasta el 86% del total en China antes de que se cerraran las fronteras. Así lo ha determinado un grupo de científicos a través de un modelo matemático. Creen que es la causa de la grandísima expansión geográfica del virus y que hará muy difícil contenerlo. Simón ha reconocido hoy que «es muy probable que fuera lo que pasó en Wuhan, muy probable que fuera también lo que pasó en Italia y muy posible que haya pasado en alguna zona de España».

Comentar ()