Economía

Los trabajadores que pierdan su empleo por la alarma sanitaria podrán cobrar paro aunque no tengan la cotización necesaria

El Gobierno también aprobará la reducción o adaptación de la jornada para empleados que tengan personas a su cargo

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. EFE

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al segundo paquete de medidas económicas para paliar los efectos del coronavirus. Así, mediante un Real Decreto Ley, el Gobierno aprobará prestaciones por desempleo sin cotización mínima y reducciones de jornada por cuidados.

Se trata de medidas para proteger a los trabajadores que pierdan sus empleos por la crisis sanitaria. Por ese motivo, en el caso de la prestación por desempleo no computará el tiempo que se perciba por causa del coronavirus y sus efectos económicos con el objetivo de no superar los periodos máximos de percepción establecidos.

Esta prestación se recibirá durante todo el tiempo que dure la suspensión del empleo o la reducción de la jornada laboral.

De la misma forma, el Consejo de Ministros también ha aprobado que los trabajadores que acrediten que deben cuidar a otras personas puedan acceder a la adaptación o reducción de su jornada. Entre los ejemplos que contempla el Gobierno se encuentra el cierre de centros educativos o la ausencia de la persona que hasta ese momento se encargase de los cuidados.

Entre los objetivos de Moncloa se encuentra el de ampliar el teletrabajo a todos los sectores disponibles. Para ello, el Gobierno insiste en que se evalúen los riesgos por parte de los trabajadores para poder permitirlo y que se establezca como norma general en los casos en que sea posible.

Agilizar los ERTE

Tal y como estaba previsto, el Gobierno ha aprobado que se consideren por «causa mayor» la suspensión o cancelación de actividades que impliquen suspensiones de contratos o reducciones de jornada. Esta era una de las peticiones del sector empresarial.

Entre los supuestos se incluye cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público o la falta de suministros

Tras la presentación de los informes correspondientes, se expedirá la resolución de la Autoridad Laboral en un plazo de 7 días.

Entre los supuestos se incluye cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público, falta de suministros, situaciones extraordinarias en caso de contagio o si se toman medidas preventivas de aislamiento.

En el caso de que la suspensión de contratos sea por causas técnicas, productivas y organizativas relacionadas con el coronavirus se establece un plazo de cinco días para la formación de una comisión representativa para ejercer de representación legal de los trabajadores.

Para las consultas con los representantes de los empleados se fijan siete días, igual que el informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. De esta forma, se agilizarán los pasos a seguir.

Evitar despidos

El objetivo principal del Ejecutivo es el de evitar despidos. Sánchez ha insistido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en que quiere «que se mantenga el empleo y que las empresas tengan en cuenta que el Gobierno les ayudará».

En este sentido, se exonerará a las empresas que apliquen ERTE de los pagos a la Seguridad Social para «aliviar cargas financieras» y que se pueda recuperar cuanto antes el empleo.

Comentar ()