Italia ha conseguido bajar su número de fallecidos por coronavirus durante segundo día consecutivo. El país suma hoy 756 muertos, con un total de 10.779 personas desde que comenzó la crisis sanitaria.

Su máximo lo encontró el pasado viernes, cuando en tal solo 24 horas llegó a contabilizar 969 defunciones.

El recuento que ha proporcionado Protección Civil también detalla que 13.030 personas han recibido el alta, 646 más desde el sábado, y que el número de contagios activos en el país, descontando a fallecidos y recuperados, es de 73.880. Un total de 3.906 afectados están en cuidados intensivos.

El balance de este domingo se distingue por el descenso de nuevos casos en Lombardía: 1.592 frente a los 2.117 de ayer, para un total de 41.007 afectados en esta región italiana, la más sacudida por el virus, donde han fallecido 416 personas en las últimas horas, hasta un total de 6.360 víctimas mortales — con todo, inferior al balance del sábado y del viernes, con 541 y 542 muertos –.

«O estamos en lo más alto de la curva o estamos muy cerca. Por tercer día consecutivo, los números permanecieron constantes. Ya no vemos el crecimiento que nos ha acompañado en las últimas semanas», ha declarado el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana. «No quiero decirlo en voz alta, pero ahora mismo tengo una esperanza más», ha añadido.