Una pandemia ha sido necesaria para el reconocimiento unánime de los sanitarios de nuestro país. Una pandemia que ha puesto en primera línea de una crisis a los trabajadores del sistema nacional de salud público y privado. La capacidad de respuesta de los profesionales ha quedado demostrada, no así la organización de la salud pública del país, desbordada por la situación. Pero a esa lectura no están en la Unidad de Críticos quirúrgicos del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Ellos están al tajo, y ese no es otro que la guerra al bicho.

“Nosotros somos trabajadores, no somos héroes, somos enfermeros, auxiliares, médicos, personal del hospital.. Somos trabajadores igual que el personal de un hospital, igual que los trabajadores de un super o u otros sitio que estamos trabajando para hacer un bien común. Ahora nos toca trabajar en esto que es muy duro, pero ganaremos la batalla, el bicho no va a poder con nosotros”. No son héroes, pero están cargando con la crisis. Son Ágata, Alberto, Luis, Cristina, Macarena y Tatiana, una pequeña muestra del equipo de esta unidad de UCI llena de “coronas”.  Tenemos las fotos que nos ha hecho llegar desde el trabajo, algunas de sus reflexiones, de ellos y de otros de sus compañeros que no aparecen en la imágenes. Son reflexiones anónimas. Son enfermeros y auxiliares. Ahora actúan en bloque, aseguran estar más unidos que nunca. Por eso se saben fuertes para derrotar al coronavirus. “Esto nos ha unido mucho, ha llegado este momento y los médicos se han unido con nosotros y nos animamos mucho entre nosotros diciendo que vamos a salir, que esto se va a ganar”.