Trabajadoras ataviadas con mascarillas en el geriátrico de Grado, en Asturias

Trabajadoras ataviadas con mascarillas en el geriátrico de Grado, en Asturias EFE/Alberto Morante

Economía | Salud

Una mascarilla de usar y tirar, 14 euros: estafa y delirio con un producto básico

Hola, buenos días. Quería una mascarilla, por favor.

– Muy buenas. Claro que sí, aquí la tiene.

– ¿Cuánto le debo?

– 14 euros.

La conversación no es literal. Pueden cambiar el saludo o el grado de amabilidad, pueden inventarse si quieren el cruce de palabras entero, pero no cambien la última parte, el precio, porque es lo único real. Las mascarillas se han convertido en un bien de primera y máxima necesidad en plena pandemia por coronavirus y muchos intentan exprimir al máximo la oportunidad.

«Me vendieron un paquete de dos mascarillas quirúrgicas, las de papel de usar y tirar, por 28 euros», se quejaba una sanitaria de Murcia en un artículo publicado la semana pasada en La Verdad. El director de El Independiente, Casimiro García-Abadillo, consiguió el viernes dos mascarillas de tela tras semanas de espera: 11,5 euros la unidad. «Se pueden lavar», le dijeron en la farmacia.

Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad se recomienda lo contrario para ese tipo de mascarillas. «Tan solo se pueden usar una vez», asegura en la Guía de Actuación para Personas con Condiciones de Salud Crónicas y Personas Mayores en situación de confinamiento. O sea: mascarillas de un solo uso a 14 euros. O a 11,5 si tienes algo más de suerte.

Las redes sociales se han llenado en las últimas semanas de denuncias sobre los precios abusivos de las mascarillas, productos que pueden tener una demanda todavía mayor próximamente. Y es que se barrunta que el Gobierno pueda estipular que su uso sea obligatorio cuando se empiece a levantar el confinamiento.

Un producto agotado

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un sondeo sobre la disponibilidad de las mascarillas en una muestra de 50 farmacias en todo el territorio nacional que permiten la venta a distancia. El resultado depende del tipo de mascarilla.

Las reutilizables, del tipo FFP2 y cuyos precios están entre los 6,95 y los 19 la unidad, solo estaban disponibles en seis farmacias de las 50 muestreadas. En el caso de las desechables, también conocidas como quirúrgicas, solo 11 de las 50 farmacias tenían en stock. Su precio unitario en esa muestra de establecimientos oscilaba entre los 1,5 y los 2,85 euros.

«No vamos a permitir la especulación»

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció el miércoles que el Gobierno va a intervenir ante los precios desmesurados de productos como mascarillas, geles o guantes. «Hay prácticas abusivas y no vamos a permitir la especulación», señaló el titular de Sanidad. «Los empresarios tienen que cobrar los precios que estaban vigentes antes de la entrada del estado de alarma».

«Hay que actuar, pero que la intervención que hagamos no produzca un desabastecimiento del mercado. Lo estamos estudiando y el Gobierno no va a permitir ninguna especulación y vamos a ser muy contundentes con los que se quieran aprovechar de esta situación», añadió. Días antes, organizaciones como Facua reclamaron acciones al Ejecutivo de Pedro Sánchez para evitar abusos y que todos los ciudadanos, sin importar su capacidad económica, puedan acceder a este bien básico.

Las farmacias se desmarcan: «Somos víctimas»

Las farmacias, por su parte, se sienten también víctimas de esta situación y apuntan a los proveedores: si en origen se compra a un precio, ellos no pueden vender la mercancía después a un precio menor. «La situación genera perjuicios para los ciudadanos y quejas para los farmacéuticos que se sienten víctimas de prácticas irregulares de terceros», «, señaló en un comunicado hace una semana el Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

«Esta situación es ajena a la farmacia, que ha visto cómo, a medida que avanzaba la crisis y con partidas de productos incautadas, hay quien aprovecha este escenario para ofrecer estos productos de primera necesidad a precios extraordinariamente elevados», añadió el colectivo.

¿Serán obligatorias?

Ésa es ahora mismo la pregunta del millón con las mascarillas. Un uso obligatorio obligaría sí o sí al Gobierno a tomar medidas sobre su precio, pero por otro lado la Organización Mundial de la Salud (OMS) avisó estos días de que el uso generalizado puede tener un efecto contraproducente.

«Nos preocupa que el uso masivo de mascarillas por parte de la población general pueda agravar la escasez para las personas que más las necesitan. En algunos lugares, esta escasez está poniendo a los sanitarios en un verdadero peligro», advirtió el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesu.

De momento, el Gobierno español no ha estipulado nada. Aunque eso sí, el lunes, cuando vuelven a la actividad determinados sectores, se comenzarán a distribuir mascarillas en zonas donde se produzca una concentración elevada de personas. Por ejemplo, en las estaciones de Metro y de Cercanías más congestionadas.

Comentar ()