«La mascarilla tan solo se puede usar una vez», según asegura en la Guía de Actuación para Personas con Condiciones de Salud Crónicas y Personas Mayores en situación de confinamiento, publicada por el Ministerio de Sanidad.

En este documento, se especifica que mascarillas que se utilizan para protegerse frente al nuevo coronavirus no se pueden reutilizar y que deben cubrir la boca y la nariz, de manera que no quede un espacio en la cara.

Aunque desde el comienzo de la epidemia por el coronavirus las autoridades sanitarias nacionales e internacionales han recomendado el uso de mascarillas solo para las personas contagiadas y para aquellas que estén en contacto con un paciente, la semana pasada el ministro de Sanidad, Salvador Illa, reconoció que el Gobierno está barajando la posibilidad de recomendar su uso a toda la población.

Pasos para ponerse la mascarilla

1. Lo primero es lavarse las manos con agua y jabón o gel desinfectante, siguiendo los pasos que marcan las autoridades sanitarias.

2. Partimos de la base de que la mascarilla está bien, pero habría que revisarla previamente para comprobar que no tiene rasgaduras o agujeros. Para ello, se sujeta por las gomas y se revisa a contraluz. Hecho esto, ya podríamos colocarla.

3. Importante: hay que asegurarse de que nos cubra bien, y ajustar la parte superior a la forma de nuestra nariz.

Pasos para quitarse la mascarilla

1. Para quitarla hay que ir a los lados y no al centro. Para ello hay que sujetarla de nuevo por las gomas laterales y sacarla hacia delante asegurándose de que se mantiene alejada en todo momento de la ropa y de la cara, por si hubiese alguna zona contaminada.

2. El último paso es tirarla a la basura y lavarse las manos como paso final.