Salud

Castilla-La Mancha obligará a dejar teléfono y DNI a quienes vayan a locales de ocio nocturno

Discoteca con limitación de espacios por la Covid-19 ep

El elevado número de contagios entre jóvenes ya está en el foco de las autoridades autonómicas. Poco después de que Madrid anunciara que se plantea imponer restricciones a las discotecas, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que aprobará una «normativa especial» para frenar este tipo de rebrotes. Y la medida más contundente es la siguiente: quienes vayan a locales de ocio nocturno a partir de la 1:00 tendrán que dejar su teléfono y su DNI. El objetivo: facilitar el rastreo de contactos en caso de que se detecte algún positivo por coronavirus.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado esta medida en una rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno celebrada este viernes, en la que también se ha aprobado una inversión de 120 millones de euros para un plan de medidas extraordinarias para el inicio del curso escolar 2020-2021.

García-Page ha asegurado que esta medida se ha decidido tras un «previo consenso» con el sector y tiene como objetivo «evitar que tener dar una solución más drástica» que ha alertado que, en cualquier caso, se aplicará en aquellos locales que no cumplan con las medidas en vigor.

En concreto, la normativa de Castilla-La Mancha afectará a los lugares de ocio nocturno, a partir de la 1.00 de la noche, pues ha señalado que hasta esa hora están regulados por las ordenanzas municipales, y consistirá en un «control de entrada» de forma que todos los locales puedan exigir a quienes accedan al mismo el DNI y el número de teléfono, es decir, un registro similar a los que ya existen en hoteles y hostales, por ejemplo.

En este sentido, García-Page ha incidido en que, aunque lo importante es que no se transmita el virus, «si se produce» algún tipo de brote relacionado con el ocio nocturno, se pueda tener el listado de personas que estuvieron en el local para poder hacer el rastreo.

«No nos puede paralizar como región», ha subrayado García-Page, que ha apostado por «tener la certeza de que todo el que entra en un local de ocio se sepa quién es y que está localizado por si eventualmente hay que hacer pruebas», pues ha apuntado que en brotes surgidos en locales de ocio nocturno, se ha pedido a los clientes que estuvieron allí que acudan voluntariamente a hacerse la prueba, una medida que «está muy bien, pero es mejor» elaborar una estrategia de identificación «para tener garantías» ante un eventual brote.

Por otro lado, también ha adelantado que la próxima semana se pondrá en marcha una «unidad específica», añadida a los 400 profesionales encargados de rastrear contactos de casos positivos de COVID-19, para hacer un seguimiento telefónico de la ciudadanía en general. 

Comentar ()