La Fiscalía ha detectado un repunte de los accidentes de tráfico en España durante la vuelta a la denominada nueva normalidad tras el estado de alarma por cuadros de estrés, pérdida de concentración y sueño que la situación por la pandemia del coronavirus está provocando en los conductores.

Así lo ha dicho este viernes el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, en una rueda de prensa en la que ha destacado que desde que terminó el estado de alarma el 21 de junio hasta el pasado día 22 se contabilizaron 110 fallecidos en las carreteras, uno más respecto al mismo periodo de 2019, pese a que el flujo de tráfico se redujo un 7 por ciento a diario y un 22 por ciento en fin de semana.

Bartolomé Vargas ha advertido de que se está produciendo un fenómeno de «efervescencia» tras el confinamiento que está originando este repunte y se han detectado como causas «los cuadros de estrés clínico, pérdida de concentración y de sueño derivados de la COVID-19 y sus secuelas».

«Junto a ello los expertos sostienen que la ilusión e inmadurez adolescente expresiva de la falta de responsabilidad explican simultáneamente el incumplimiento de las pautas sanitarias y de las normas viales», ha añadido.