El Ayuntamiento de Hernani (Gipuzkoa) ha confinado un edificio de viviendas «en colaboración con el Departamento vasco de Salud», tras confirmar la existencia de varios casos positivos de COVID-19 en el bloque. Según informa el consistorio hernaniarra en un comunicado publicado en su página web, el edificio ha sido confinado «para saber el número de personas contagiadas».

La nota precisa que el Servicio Vasco de salud, Osakidetza, «realizará las pruebas y a continuación se tomarán las medidas en función de los resultados». El Ayuntamiento ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a «actuar con tranquilidad y responsabilidad», porque «la situación está en manos de profesionales y se informará de las medidas necesarias a adoptar por los canales habituales».

A este respecto la portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Eider Mendoza, ha dicho, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, que la situación «es muy preocupante» y por ello la institución «está haciendo todo lo que está en su mano», pero ha advertido de que debe ser «compartida» por la ciudadanía y tener «consecuencias sobre la actitud de todos».