El Ayuntamiento de Sotillo de las Palomas (Toledo) ha recomendado a sus habitantes el confinamiento voluntario durante al menos diez días, limitando las actividades cotidianas a una persona del domicilio, tras la confirmación de un positivo por COVID-19 de una niña de 12 años del municipio.

En un bando municipal, Fernando Resino, alcalde de la localidad, de unos doscientos habitantes, ha señalado que «tanto la menor como los cinco miembros de la familia se encuentran confinados en el domicilio familiar».

Y ha pedido extremar las precauciones sanitarias en los hogares donde haya menores de edad, así como evitar los desplazamientos si no es causa mayor o un tema de urgencia, informa Efe.

El regidor recuerda a sus vecinos que se debe evitar el contacto social, que hay que mantener la distancia de seguridad de dos metros y la utilización de medidas de protección física, además de la higiene de manos.

Además, ha incidido en que «las personas que tengan algún síntoma deberán comunicarlo a su centro de salud de manera inmediata».

Resino ha concluido el bando recordando que «el incumplimiento de estas medidas pueden suponer la imposición de multas, además de estar tipificado como delito contra la sanidad pública».