Salud

Dr. Pellisé (Scoliosis Research Society): "Lo peor para el dolor de espalda es estar en la cama"

Ferrán Pellisé se acaba de convertir en el primer cirujano no norteamericano en acceder a la Secretaría Ejecutiva de la prestigiosa sociedad norteamericana dedicada a las deformidades de la columna vertebral.

Dolor de espalda

Dolor de espalda

La escoliosis es una desviación de la columna, cuando ésta se tuerce hacia un lado o hacia delante y deforma el tronco y crea una jiba. «Son palabras feas, hay que mejorar los términos, pero sus consecuencias van desde el aspecto estético a problemas respiratorios y mucho dolor», explica sobre la enfermedad a la que lleva dedicándose 25 años Ferrán Pellisé, responsable de investigación en el instituto del Vall d’Hebrón en Barcelona, fundador del Barcelona Spine Institute y primer cirujano no norteamericano que se convierte en secretario ejecutivo de la prestigiosa sociedad médica norteamerican Scoliosis Research Society (SRR), en la que acaba de ser nombrado secretario.

Asegura que hasta el 30% de los mayores de 65 años tiene alguna deformidad en la columna y que «el envejecimiento va a convertir la escoliosis del adulto en una plaga». Y es que a partir de los 60 años el desgaste de la columna se convierte en un problema frecuente para el que no hay actualmente un tratamiento. «Se ha intentado con tratamientos, con rehabilitación, pero de momento no tenemos manera de resolverlo. La cirugía es eficaz pero tiene una altísima tasa de complicaciones».

Sin apenas soluciones, lo único comprobado para moderar los síntomas, asegura Pellisé, es «el ejercicio moderado pero constante». Una circunstancia que la pandemia de coronavirus empeoró: «El confinamiento ha llevado al sedentarismo a mucha gente mayor y eso ha hecho que queden desentrenados y ahora tengan más dolor».

Ese ejercicio moderado no es más que «lo que el cuerpo esté acostumbrado a aguantar» y el confinamiento desentrenó a muchos mayores en el ejercicio que solían realizar y ahora estén sufriendo más dolor. «En un estudio que hicimos en países de Europa comprobamos que el impacto en la vida de la gente con escoliosis sintomáticas es muy alto, más que otras enfermedades crónicas de corazón, pulmón o del aparato locomotor. Las consecuencias suelen ser no poder estar de pie, no andar más de 10 minutos y sufrir mucho dolor», explica el cirujano.

Pellisé afirma que aunque el dolor de espalda es universal (el 80% lo sufre alguna vez), solo un pequeño porcentaje lo sufre de forma crónica y de ellos un 15% se debe a escoliosis. Tres de cada cuatro personas que lo sufren son mujeres. «La única forma de combatir los síntomas es ese ejercicio moderado, lo peor para el dolor de espalda es estar en la cama», asegura.

Escoliosis en niños y adolescentes

La escoliosis del adulto es muy diferente a la quizás más conocida en el niño y adolescente, que no tiene las mismas causas ni tampoco el mismo pronóstico. «Entre dos y tres de cada 1.000 adolescentes tienen escoliosis y de nuevo el 75% son niñas. Suele salir durante el brote puberal y el problema es lo que aún queda por crecer en ese momento», explica el experto.

En los más pequeños, la causa de la escoliosis no es un desgaste de la columna y, de hecho, en la mayoría de los casos se desconoce la causa. «Hay factores genéticos, puede ser congénita o surgir por enfermedades neurológicas, pero en la mayoría de los casos lo desconocemos», reconoce el cirujano.

En los adolescentes la ventaja es que las cirugías son menos complejas y tienen mejor pronóstico. «Cada vez operamos más, el objetivo ahora de las investigaciones es avanzar en las operaciones donde no se fija la columna», explica el médico, que relata porqué cada vez se ven menos corsés. «Porque cada vez hay más operaciones pero no se ven porque van desde la axila a la pelvis, no como los antiguos que empezaban bajo el mentón». Aquellos se abandonaron «cuando los estudios comprobaron que el impacto de llevarlo en la vida de los menores era comparable al de perder a un familiar de primer grado».

Comentar ()