La isla de Tenerife se cierra durante 15 días, tanto para las entradas como para las salidas, según se ha comunicado oficialmente este miércoles.

El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado hoy miércoles la restricción de las entradas y salidas en la isla de Tenerife, salvo lo establecido en el art. 6 del decreto de estado de alarma del 25 de octubre, y las comidas y cenas de Navidad se reducen a seis personas, con un máximo de dos unidades de convivientes.

Así lo ha anunciado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras una reunión del Consejo de Gobierno extraordinaria en la que se han aprobado un conjunto de medidas «duras» que entrarán en vigor el próximo viernes a las 24.00 horas en la isla de Tenerife y que estarán vigentes durante los próximos quince días.

Se trata de la primera medida dura de confinamiento tras la reunión del ministro de Sanidad, Salvador Illa, con los consejeros autonómicos.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado este miércoles mantener el plan de Navidad previsto, aunque éstas podrán ser más estrictas en función de su situación epidemiológica y restringir la movilidad «en los términos que lo consideren oportuno».

Reducir los comensales

Lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en el se ha decidido también que las comunidades podrán reducir a menos de diez el número de personas en Nochebuena y Navidad y limitar aún más la movilidad nocturna, informa Efe.

En la reunión, ha dicho Illa, los consejeros de Sanidad y el ministro han mostrado su preocupación ante el aumento de casos y por eso se ha llegado al acuerdo entre todos para acordar medidas tan pronto como haga falta y con la «contundencia que haga falta».