Multitud de personas realizan sus compras de ultima hora en el centro comercial de La Maquinista de Barcelona. EFE/ Alejandro García

Salud

La escalada de casos fuerza a todas las comunidades a más restricciones después de Reyes

En enero la pandemia se pone cuesta arriba desde sus primeros días. Los contagios escalan por una pendiente ascendente que mete a España en una temida tercera ola de Covid en pleno invierno, con la población lejos de adquirir inmunidad de grupo, una vacunación lenta, con el personal sanitario extenuado y con la amenaza de una variante del coronavirus que puede multiplicar los contagios y, por consiguiente, las muertes. 

Desde Nochevieja se han producido 30.579 nuevos positivos de covid, 241 fallecidos y aunque baja la incidencia acumulada a 272,22 casos de covid por cada 100.000 habitantes se han hecho un 20% menos de pruebas diagnósticas.  Además hay 13.458 enfermos ingresados en los hospitales de todo el país, 1.925 más que el 31 de diciembre y la ocupación de las UCI por pacientes Covid se sitúa en el 23% de las camas. Con todo los datos vienen tras varios días de fiesta, los datos de hoy martes clarificarán en el escenario en el que nos encontramos.

Los últimos datos, según confirmó ayer el ministro Salvador Illa, preocupan a todas las consejerías de Sanidad de Comunidades Autónomas y todas “o ya han tomado medidas, o las van a anunciar”. Cataluña ha sido una de las primeras en dar a conocer medidas más duras: un confinamiento municipal que entrará en vigor desde el día 7.

“Ha habido ciertos desmadres con estas fiestas y se nota en el aumento de incidencia de comunidades y las camas de hospital. Si va aumentado la incidencia esto significa que en poco tiempo tendremos más aumentos. Según los datos de Cataluña, a 25 de diciembre había 300 casos por 100.000 habitantes el día 30, que es cuando la gente empieza a tener síntomas, aumenta un 20%. Así  que es previsible que haya aumentos del 20% atribuibles al día 1 y después al día 6 con el agravante de que enero al ser un mes frío favorece el uso de interiores y el contagio. El mes de enero es crítico y todas las comunidades deberían ser muy estrictas y tomar nota de lo que hacen en otros países como Alemania o Italia”, añade. Para Caylà, “si la escalada de casos continúa, estamos abocados a un confinamiento como el de marzo”. En este sentido este epidemiólogo pone el límite en la resistencia de los hospitales: “se pueden ampliar las camas de UCI, pero faltan enfermeras, falta personal médico y están muy cansados”. 

Fernando José García López, epidemiólogo y portavoz de la sociedad Madrileña de Salud Pública, asegura que esta tercera ola “la tenemos por la relajación de las medidas de las fiestas y probablemente por la llegada a España de la cepa británica que se está extendiendo por toda Europa y que se transmite con más rapidez”.

Por esta razón es partidario de endurecer las medidas porque todavía tenemos margen. “Sólo hay que ver las medidas que ha tomado Reino Unido en los lugares donde se ha extendido más el virus. Han prohibido reuniones en interiores sólo a dos personas no convivientes y, en exteriores, sólo permiten seis personas, son medidas más estrictas que las que se aplican aquí”. Una comparación que hace el epidemiólogo anterior al anuncio de ayer de Johnson de un confinamiento total de Inglaterra donde llevan varias jornadas con 50.000 casos diarios de contagios.

La nueva variante del coronavirus ya tiene en comunidades autónomas como Madrid una decena de casos confirmados y 70 casos en estudio. Aunque se están haciendo esfuerzos en seguir de cerca los casos provenientes de Reino Unido, todos los expertos coinciden en que la variante británica ya está entre nosotros. 

Según García López “hay que promover el teletrabajo, en Reino Unido están todos los bares y comercios no esenciales cerrados, hay que tomar medidas semejantes porque si esta cepa contagia más el aumento de contagios será muy alto. Se maneja que el número de reproducción de la variante aumenta entre 0.4 y 0.9. Si ahora estamos en 1 -lo que significa que cada contagiado se lo pasa a 1 persona- si sube 0.4 y 0.9 la cifra subiría a 1,4 o 1,9, que son casi dos personas. Esto en un mes o dos meses se multiplica. Estaríamos en una situación catastrófica”, asegura.

Comentar ()