El Hospital Clínico de Valencia está preparando los paritorios para convertirlos en espacios que prolonguen las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para atender a pacientes con coronavirus, según informa el diario Levante. De esta forma, el hospital busca descargar la presión asistencial. La Comunidad Valenciana es la tercera región de España con la tasa de incidencia más alta, con 1.245 casos por cada 100.000 habitantes.

La decisión del Clínico de aumentar los espacios para los pacientes más graves ha generado el enfado de la junta del personal, alarmada al desconocer si habrá un aumento equivalente de sanitarios. Según el Levante, el Clínico no es el primer hospital valenciano en tomar esta iniciativa. En la última semana, el Hospital Universitario Doctor Peset, el de Gandía o el de Sagunt han utilizado nuevos espacios para ampliar su capacidad asistencial.

Ante el aumento de los contagios, la Generalitat Valenciana publicará de forma «inminente» el decreto que limita las reuniones a unidades de convivientes se publicará de forma «inminente». Una decisión que se sumará a las aprobadas el pasado martes, cuando el Ejecutivo presidido por Ximo Puig aprobó decretar el cierre total de la hostelería en toda la región y el cierre de los comercios a las 18 horas, salvo en el caso de las tiendas de alimentación, farmacias y otras consideradas esenciales. Las restricciones entraron en vigor el jueves y permanecerán vigentes durante 14 días.