Cuando no había vacunas, porque no había. Cuando se dio con la fórmula, porque no llegaban suficientes. Y cuando las neveras estén llenas, habrá otro problema por resolver: cómo y dónde distribuir las dosis de forma masiva para cumplir el objetivo de inmunizar al 70% de la población antes del verano.

El ritmo tiene que acelerar muchísimo en las próximas semanas para cumplir las metas fijadas y para ello será necesaria una campaña de vacunación masiva cuando ya se hayan administrado las dosis a los grupos de riesgo. La idea que manejan varias Comunidades Autónomas es aprovechar grandes infraestructuras y montar en ellas centros de vacunación. El Gobierno catalán ha preguntado ya al Barcelona si puede utilizar las instalaciones del Camp Nou, mientras que Madrid planea usar Vistalegre y el WiZink Center y y el Ayuntamiento de Granada tiene previsto vacunar en la Plaza de Toros.

«Cualquier lugar grande, amplio, accesible y con buena ventilación será un buen sitio para instalar un centro de vacunación», explica a este periódico el doctor en Genética Molecular Salvador Macip. En Estados Unidos se han habilitado estadios como el de los Yankees de Nueva York y centros temáticos como el Disneyland de California; en Israel vacunan a personas sin bajarse del coche; en Reino Unido la campaña ha llegado incluso a hipódromos, gimnasios y Universidades.

Tener vacunas: el primer requisito

Ahora mismo España está terminando la Fase 1 de la vacunación, que comenzó el 27 de diciembre con aquel pinchazo a Araceli en una residencia de Guadalajara. En España se han administrado cerca de dos millones de dosis de vacunas y casi 800.000 personas ya han recibido los dos pinchazos necesarios. Tras el frenazo en la llegada de los viales que hubo a finales de enero, en los últimos días se han recibido nuevos cargamentos con vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca. Y más que irán llegando: el objetivo inmediato es vacunar a cerca de cuatro millones de personas antes de marzo.

Loading…

«La disposición de vacunas se irá incrementando y llegará un momento en que tendremos problemas para poder administrarlas. No es algo inmediato, pero ocurrirá en los próximos meses», advirtió el portavoz sanitario Fernando Simón en una comparecencia de la semana pasada.

Ese momento llegará seguramente cuando se termine de vacunar a toda la gente de riesgo y haya que inyectar las dosis a la población de entre 18 y 55 años, según Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria. «Lo más sensato sería apoyarnos lo máximo posible en algo que sabemos que funciona, que es la atención primaria. Hay que aprovechar esa infraestructura y reforzar los recursos humanos de los centros de salud», añade Franco, profesor de la Universidad John Hopkins y de la Universidad de Alcalá.

Varias personas se vacunan en un polideportivo de Gales
Varias personas se vacunan en un polideportivo de Gales Ben Birchall/PA Wire/dpa

¿Qué lugares acomodar?

No obstante, según el presidente de la Sociedad Española de Vacunología, Amós García Rojas, los centros de salud pueden no tener la capacidad suficiente para realizar una campaña masiva. «Obviamente, a una persona de 80 años no la vas a citar en un polideportivo a hacer cola», explica, «pero cuando empecemos a vacunar a menores de 55 sí es deseable disponer de espacios accesibles».

«Posiblemente sea la mejor manera de vacunar a muchas personas en poco tiempo», añade García Amos, con quien coincide el científico Salvador Macip, que reside en Reino Unido y ha seguido de cerca la campaña de vacunación británica. «Vacunar fuera de los centros de salud es buena idea, porque puedes ir más rápido y separar contagiados de sanos, gente mayor de gente joven», dice Macip.

«En Reino Unido se han habilitado muchos lugares, que son grandes y se puede aparcar bien, en vez de espacios y cerrados como son los centros de vacunación», explica Macip, investigador de la Universidad Abierta de Catalauña y de la Universidad de Leicester.

Obviamente, no se podrá seguir la misma estrategia en una ciudad con una gran densidad de población que en una provincia con pocos habitantes. En Madrid o Barcelona lo ideal sería, según Macip, habilitar polideportivos, estadios y salas infrautilizadas por la pandemia, mientras que en lugares menos poblados se puede citar a la gente en espacios abiertos o montar carpas de vacunación en grandes explanadas, como un gran parking de un centro comercial. Lo que no parece claro es la vacunación masiva en coches, como ya se ha hecho en Estados Unidos, ya que según la normativa española los vacunados tienen que pasar al menos 15 minutos sin moverse tras el pinchazo.

Decenas de coche esperan su turno en un centro de vacunación masiva en California
Decenas de coche esperan su turno en un centro de vacunación masiva en California Terry Pierson / Orange County Regi / DPA

Camp Nou, Polideportivos y plazas de Toros

La Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid aseguraba a este diario que está trabajando en un «plan de vacunación a la población general para cuando lleguen vacunas en cantidad», pero hoy la presidenta Isabel Díaz Ayuso fue más concreta.

Además dele WiZink y el palacio de Vistalegre, hay más lugares en la capital como los descritos por Macip: están el Wanda Metropolitano, la Plaza de Toros de las Ventas, el estadio de Vallehermoso, Ifema o el hospital Isabel Zendal.

En Barcelona, la Generalitat ya se ha puesto en contacto con el Barcelona para valorar la posibilidad de vacunar en el Camp Nou. “Hemos hecho un primer contacto con el Barça; nos interesan los espacios emblemáticos como el Camp Nou o la Sagrada Familia”, ha señalado el secretario de Salut Pública de Catalunya, Josep Maria Argimon, en Catalunya Ràdio.

En Valencia también se están buscando lugares «con zonas de aparcamiento, un circuito de entradas y salidas y espacios de interior para poder llevar a cabo» la vacunación, según ha explicado en RNE Ana Barceló, consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. El Ayuntamiento de Granada, por su parte, está pensando en la Plaza de Toros de Atarfe y la Feria de Muestras en Armilla.

En Aragón y Murcia, según han confirmado a este diario fuentes de Sanidad, también están organizando un plan, aunque advierten que la orden sobre cómo estructurar la campaña tendrá que venir del Ministerio. «Estamos buscando posibles espacios para que, cuando sean necesarios, puedan ser utilizados para proceder a la vacunación masiva de la forma más rápida y ordenada posible», indican desde la Consejería de Salud aragonesa.