Salud

Reuniones en casa y sin mascarilla, primeros 'privilegios' de los vacunados en EEUU

Campaña de vacunación en California.

Campaña de vacunación en California. EP

Empezamos a ver algo más que la luz al final del túnel de la crisis del coronavirus. En EEUU el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ha hecho públicas sus primeras recomendaciones para los vacunados que ya se acercan al 10% de la población. Sus recomendaciones nos pueden dar una pista de por dónde van a ir las cosas en Europa cuando el ECDC, institución homóloga de nuestro continente, empiece a dar indicaciones para los vacunados de este lado del mundo.

Dos semanas después recibir de las dos dosis de Pfizer o Moderna y dos semanas después de la unidosis de la vacuna de Janssen se puede considerar que una persona está totalmente vacunada. Quienes se cuentan entre los totalmente vacunados pueden empezar a planificar su vida de otra manera.

Según el CDC, los vacunados podrán juntarse con otros vacunados sin mascarilla en interiores. También pueden juntarse con otras personas no vacunadas, por ejemplo visitar a familiares, sin mascarilla siempre y cuando a quien visite no sea de alto riesgo. Además, si un vacunado ha estado cerca de alguien que ha contraído el Covid, ya no está obligado a hacerse una prueba si no tiene síntomas.

Estos son los tres primeros ‘privilegios’ de una persona vacunada, queda mucho terreno de normalidad por conquistar y son muchas las normas de seguridad que un vacunado debe seguir. Debe mantener la distancia seguridad y la mascarilla en público y cuando se encuentre con personas de alto riesgo. También se recomienda que evite las reuniones de tamaño mediano o grande y que no viaje, en la medida de lo posible, y si lo hace, con todas las medidas de seguridad de una persona sin inmunidad inducida por vacunas.

Cautela a la espera de más evidencias

La ciencia, como a lo largo de toda la pandemia, es lo que determina qué se puede y qué no se puede hacer. No se sabe, todavía, si los vacunados puede propagar la enfermedad, los primeros datos apuntan a que no son contagiosos, pero para el CDC es prematuro llegar a esa conclusión.

La presencia de variantes del coronavirus es motivo de preocupación para el CDC y no está claro si los vacunados están protegidos frente a estas mutaciones. También es importante, como destaca el CDC, que no se sabe cuánto tiempo dura la inmunidad inducida por las vacunas, cuánto dura su efecto. Por todos estos motivos la CDC se muestra cautelosa sobre la posibilidad de seguir dando pasos en la relajación de los vacunados.

Comentar ()