La Comunidad de Madrid comenzará a vacunar a la población general de 60 a 65 años con AstraZeneca este martes en el Estadio Wanda Metropolitano, y a partir del miércoles también en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en un acto celebrado este sábado en la sede de Makro en Madrid, donde ha visitado un nuevo punto de testeo y detección de coronavirus para trabajadores del sector de la hostelería.

De este modo, a las personas mayores de 80 años, docentes y profesionales sociosanitarios se sumará la población general de entre 60 y 65 años y, también a partir del martes, los mutualistas de 70 a 79 años, que recibirán la vacuna de Moderna en el Zendal.

«Vacunamos sin descanso, por eso es imprescindible recibir más vacunas, porque podemos multiplicar por cuatro la capacidad de aplicarlas y lograr la inmunidad de los madrileños», ha aseverado Escudero.

Finalmente, ha puesto en valor que la Comunidad de Madrid ya ha administrado casi un millón de dosis y que el 4,5% de los ciudadanos ya han completado el proceso de inmunización. «Esta semana vamos a seguir vacunando por la mañana y por la tarde, festivos y no festivos», ha concluido.

Test de antígenos para la hostelería

Escudero ha defendido que el Gobierno autonómico, presidido por Isabel Díaz Ayuso, ha sido consciente «desde el inicio de la pandemia» de la importancia de «ir a por el virus», así como que la hostelería es «una actividad prioritaria».

Por estos motivos, la Comunidad de Madrid ha establecido un punto de testeo en Makro, por donde pasarán cada día «decenas de hosteleros» de la región, y gracias a estos test podrán «dar seguridad a ellos, a los establecimientos y a los clientes».

Escudero ha apuntado que la voluntad del Ejecutivo autonómico es que la economía «progrese» pero «con medidas de seguridad» ya que es un sector que «ha contribuido de manera decisiva a mantener la moral alta en Madrid».

«El estado de ánimo de la hostelería es el estado de ánimo de los ciudadanos, y la salud de la hostelería es el reflejo del porvenir económico de nuestra región», ha destacado el consejero, quien ha trasladado a los hosteleros presentes en el acto que pueden «contar con el apoyo» de Ayuso.

Además, ha resaltado que el sector aporta el 3,5% de los empleados de la comunidad, así como el 7% del PIB. «Ayuso es consciente de cuanto os necesitamos», ha añadido.

Este punto de realización de test de antígenos para la detección del coronavirus cuenta con la colaboración de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y es el séptimo que habilita la Comunidad de Madrid tras el que se instaló en Mercamadrid y otros en las estaciones de Atocha y Chamartín.