Salud

La EMA estudia la potencial aparición de trombocitopenia inmune con las tres vacunas del Covid

El cuarto informe de farmacovigilancia de las vacunas del Covid en España recoge que se investiga la posible inflamación de zonas de la cara donde se hubiera aplicado relleno en la piel (como ácido hialurónico) tras la vacunación con Pfizer.

Una enfermera prepara la vacuna Pfizer-BioNtech contra el COVID-19. Isaac Buj / Europa Press

La trombocitopenia iunmune es una bajada de plaquetas (trombocitos), las células sanguíneas que intervienen en la coagulación de la sangre. Este fenómeno es el que se ha asociado con la aparición de trombos caracterizando los casos de trombosis que como ha confirmado la Agencia Europea del Medicamento tienen una «fuerte asociación» con la vacunación con AstraZeneca.

Sin embargo, esta trombocitopenia inmune no sólo se ha relacionado hasta la fecha con la vacuna de AstraZeneca, como recoge el cuarto informe de Farmacovigilancia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), publicado este viernes con datos de vacunación hasta el 21 de marzo. En este informe, el organismo recoge que está investigando la potencial aparición de trombocitopenia inmune con las res vacunas.

Hasta el 21 de marzo, España había puesto un total de 6.125.119 dosis de vacunas y recibido 11.182 notificaciones de acontecimientos adversos, lo que supone una tasa de 1,8 casos por cada 1.000 vacunados. Los acontecimientos más frecuentemente notificados siguen siendo los trastornos generales (fiebre, dolor en la zona de vacunación), del sistema nervioso central (cefalea, mareos) y del sistema musculo-esquelético (mialgia y artralgia).

La tasa de reacciones notificadas es muy similar en las tres vacunas aunque mayor en Moderna (2,9 casos por cada 1.000 vacunados) y menor en Astrazeneca (1,8) y Pfizer (1,7). No obstante, la AEMPS advierte que los acontecimientos adversos notificados no implica que estén necesariamente relacionados con la vacunación y, por tanto, «ni sirven para comparar el perfil de reacciones adversas de las diferentes vacunas».

Entre algunas novedades, el nuevo informe recoge que tras la vacunación con Comirnaty (Pfizer) puede aparecer una inflamación más extensa que la zona de inyección en la extremidad de administración de la vacuna. Además, indica que están estudiando la posible inflamación de zonas de la cara donde la persona se hubiera inyectado previamente relleno de la piel (ácido hialurónico o bótox). Como ya se había indicado en el anterior informe, la diarrea es un fenómeno adverso considerado muy frecuente tras vacunarse con Pfizer, puesto que sucede en más de una de cada 10 personas vacunadas. Esta información se incluye en la ficha técnica.

En cuanto a AstraZeneca, la AEMPS asegura que «no se considera que la administración de esta vacuna produzca un aumento del riesgo global de acontecimientos trombóticos. Sin embargo, muy raramente se han presentado casos de trombosis de senos venosos cerebrales que pueden acompañarse de niveles bajos de plaquetas, que actualmente están en investigación». Para esta vacuna, se van a incluir también en la ficha técnica reacciones alérgicas de anafilaxia e hipersensibilidad.


Te puede interesar

Comentar ()