La Junta de Andalucía ha acordado pedir ratificación previa al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para restringir la libertad de movimiento y el cierre de actividad no esencial en el municipio jiennense de Peal de Becerro, mientras que no lo solicitará para Conil de la Frontera (Cádiz) aunque también presenta una tasa de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Esta decisión ha sido adoptada por el comité territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto, en reunión telemática celebrada este miércoles, ante los datos de evolución diaria de la pandemia con una tasa de 1.660 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días en Peal de Becerro y de 1.045 en Conil.

Al igual que ocurre este miércoles con Conil, la semana pasada la Junta decidió no proponer el confinamiento perimetral de Villanueva de Córdoba (con una tasa de 1.245) al revisar, como cada semana, la situación epidemiológica de los municipios. Fue la primera vez que se dio esta circunstancia desde que el pasado 9 de mayo decayese el estado de alarma que el Gobierno de España decretó por segunda vez para el conjunto del país en lo que va de pandemia de Covid-19 para frenar la expansión de contagios, informa Europa Press.

A diferencia de lo que ocurría en las primeras semanas tras el estado de alarma, la Junta no decreta automáticamente el cierre perimetral y la suspensión de actividad no esencial de municipios, sino que solicita la ratificación previa al TSJA después de que el Tribunal Supremo dictaminase el pasado 21 de mayo, en una resolución relativa al municipio granadino de Montefrío, que dichas restricciones no podían aplicarse sin estado de alarma hasta contar con el preceptivo aval judicial.

En esta ocasión, el Gabinete Jurídico de la Junta solicita la ratificación judicial de las medidas adoptadas por el comité territorial de alerta de salud pública de Sevilla, de conformidad con lo previsto en el artículo 10.8 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, sobre el municipio de Peal de Becerro. En cualquier caso, la Junta recuerda que estas medidas «no entrarán en vigor hasta que no emita ratificación el TSJA».

El alcalde de Conil argumentó que «cerrar sería caótico para Conil» porque «ahora mismo hay miles de personas trabajando»

El alcalde de Conil de la Frontera, Juan Manuel Bermúdez, pidió en la mañana de este miércoles a la Junta de Andalucía que tomara «otras medidas antes que un cierre perimetral» porque el contexto actual «nada tiene que ver con el de hace seis meses».

El regidor argumentó que «cerrar sería caótico para Conil» porque «ahora mismo hay miles de personas trabajando» después «de toda la pandemia» en la que «muchísimas personas no han podido trabajar».

Además, la Junta ha decidido mantener sin restricciones a otros 14 municipios que superan la tasa de 1.000 pero tienen menos de 5.000 habitantes. Los 14 municipios son Lentegí (2.102), Ugíjar (2.026) y Molvízar (1.010) en Granada; Pedro Abad (1.492), Santaella (1.062) y Cañate de las Torres (1.026) en Córdoba; Armuña de Almanzora (1.333) y Tíjola (1.409) en Almería; Carratraca (1.486) e Istán (1.941) en Málaga; Valdepeñas de Jaén (1.576); Santa Bárbara de Casa (1.534) en Huelva y Los Corrales (1.168) y Martín de la Jara (1.050) en Sevilla.