Salud

El Covid ha quitado a 1,5 millones de niños uno de sus padres, abuelos o cuidadores

Un niño ondea una bandera blanca en la carretera pidiendo ayuda por hambre debido a la crisis economica provocada por el coronavirus, en Guatemala. EFE/ Esteban Biba/Archivo

Más de un millón y medio de niños en todo el mundo han visto morir a uno de sus padres, abuelos o cuidadores principales por culpa del Covid 19. Es la primera estimación global de esta otra desgracia causada por la pandemia que se publica en la prestigiosa revista The Lancet.

Los investigadores han recogido las cifras de mortalidad de 21 países entre marzo de 2020 y abril de 2021, así como las estadísticas de fertilidad de esos países, y han hecho una extrapolación para sacar datos a nivel global. En concreto, un millón de niños han perdido a un padre o madre, 1,1  millones han perdido a uno de sus padres o abuelos con custodia y más de un millón y medio han perdido a uno de sus padres, abuelos o cuidadores principales a causa de la pandemia.

El estudio también incluye datos de España, donde han calculado que 2.310 menores de edad han perdido a su padre o madre por la pandemia. 1.692 han perdido a su padre, 617 a su madre y uno a ambos progenitores.

Según destaca Susan Hillis, del Centro de Control de Enfermedades (CDC) de EEUU, “por cada dos muertes por Covid, un niño afronta la pérdida de un progenitor o cuidador”. Esa cifra era de 1,5 millones de muertes hasta abril pero sigue incrementándose.

Los investigadores subrayan que estas muertes ponen a los niños en un “profundo riesgo a corto y largo plazo de efectos adversos en su salud, seguridad y bienestar, como el riesgo de enfemedad, de abuso físico, violencia sexual y embarazos adolescentes”. Por ello urgen a los gobiernos a implementar acciones urgentes para hacer frente a estas pérdidas en los planes de respuesta al Covid.

La situación es muy desigual pero el país más afectado es Perú, donde uno de cada 100 niños ha perdido uno de estos seres queridos. Detrás Sudáfrica (cinco de cada 1.000 niños), México (tres de cada 1.000), Brasil y Colombia (dos de cada mil), Irán y EEUU (más de uno por cada 1.000) y Rusia (uno de cada 1.000).

Los investigadores destacan que para casi todos los países, las muertes fueron más frecuentes en hombres que en mujeres y destacan que hasta cinco veces más niños perdieron a su padre que a su madre.

La cifra es muy desigual – al igual que el Covid – por territorios. En un informe publicado este mismo martes por el centro de estudios internacionales Cidob recordaba que Perú es el país con más muertes por Covid en relación a su población. En general, los investigadores han calculado que en India, el número de niños que se quedó huérfano en abril de 2021 se multiplicó por 8,5 respecto al mes anterior, coincidiendo con la segunda ola del virus allí.

Antes de la pandemia, se estimaba que 140 millones de niños eran huérfanos en todo el mundo, con los problemas de salud, pobreza, físicos, emocionales o de violencia sexual que ello implica. Además, la investigación subraya que estos niños son más propensos a suicidarse o desarrollar enfermedades crónicas, diabetes, cáncer o infartos.

Los investigadores subrayan el papel creciente de los abuelos al cuidado de los niños y la importancia de vacunar a estos cuidadores. “Necesitamos responder rápido por cada 12 segundos un niño pierde a un cuidador por el Covid”, afirma en un comunicado el autor de la investigación Lucie Cluver, de la Universidad de Oxford y Cape Town (Reino Unido y Sudáfrica).

Los investigadores han utilizado modelos matemáticos para extrapolar los datos en el primer esfuerzo de establecer la magnitud del impacto de estas pérdidas. Añaden, además, que creen que las cifras están infraestimadas por la falta de reportes en algunos lugares. Además, la investigación estima que la cifra seguirá subiendo entre dos y cinco años.

En España, 742.000 niños en pobreza severa por el Covid

Uno de los factores asociados a estas pérdidas pero que también afecta a los niños cuando no hay pérdida pero sí efectos económicos negativos en la familia. Recientemente denunciaba esta situación en España la ONG Save the Children, que estimaba que más de 742.000 niños y niñas menores de 18 años en España sufren carencia material severa tras la crisis económica y social provocada por la pandemia de la Covid-19, basándose en los datos de la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) y que recogió Europa Press.

La organización subrayaba que aunque la tasa de pobreza infantil se ha mantenido en el 27,4% ve» preocupante» el incremento de la pobreza severa entre los menores de 18 años, que ha pasado de un 13,1% a un 14,1%. Este aumento contrasta con el porcentaje entre las personas adultas, cuya tasa de pobreza severa no ha variado con respecto al año anterior y por tanto revelaun patrón de agravamiento de la pobreza infantil, cada vez más concentrada en niveles de renta bajos. En total, en España hay más de 1,1 millones niños y niñas sufriendo pobreza severa.

Te puede interesar

Comentar ()